martes, 1 de abril de 2014

Conferencia Internacional de Bretton Woods

ESTABLECIMIENTO DE UN NUEVO ORDEN ECONÓMICO
  
Al acercarse el fin de la Segunda Guerra Mundial, era sumamente importante poder evitar en todo lo posible  las consecuencias negativas que traería aparejado dicho conflicto mundial, y aprender de lo ocurrido tras el fin de la Primera Guerra Mundial.
Fue en estas circunstancias y luego de una serie de conferencias internacionales realizadas antes de terminada la Segunda Guerra, es que se produjo en Estados Unidos la CONFERENCIA INTERNACIONAL DE BRETTON WOODS, llevada  a cabo en el complejo hotelero de Bretton Woods, (Nueva Hampshire), entre el 1 y el 22 de julio de 1944, con la participación de 45 países de Occidente.



Se hacía imprescindible tomar medidas económicas para evitar una nueva crisis, y así poder buscar un equilibrio económico global, que permitiera la reactivación de los mercados y la creación de nuevas áreas de consumo, establecer los estímulos financieros necesarios y crear un sistema monetario más estable.
Las resoluciones que tuvieron mayor importancia y repercusión fueron:
-considerar el dólar como moneda internacional de intercambio 
-creación del Fondo Monetario Internacional
-creación del Banco Mundial 
Estos organismos de cooperación económica ampliaron posteriormente sus funciones con la creación, en 1945, del GATT (encargado de regular los aranceles y en la actualidad llamada OMC, organización mundial de comercio) y la UNCTAD (búsqueda de soluciones para el desarrollo).

El  nuevo sistema monetario nacido en Bretton Woods estableció un orden en que las monedas de casi todos los países empezaron a usar el dólar como moneda de referencia, comprometiéndose Estados Unidos a respaldar cada dólar de manera que cada onza de oro valdría US$ 35, garantizado por su gran desarrollo económico e industrial, y por las reservas de oro de sus propias minas aurífera.

De esta manera se reconocía en el ámbito económico, la supremacía que en el aspecto político ya había logrado Estados Unidos, dado que Gran Bretaña y su divisa, la libra esterlina, no habían sido lo suficientemente fuertes para mantener la estabilidad económica durante en el período de entreguerras sólo el dólar podía ahora lograr dicha estabilidad, sustituyendo al oro. 

Fue así que se generalizó su uso tanto para el comercio internacional como para las transacciones y atesoramiento por los particulares en todo el mundo capitalista. También a partir de ese momento los países tomaron como reserva (o respaldo) de sus monedas al dólar, que podían ser convertido en oro.

Este sistema de un dólar con un valor del oro establecido a 35 dólares la onza troy, duró 27 años y se derrumbó con la declaratoria unilateral por parte del gobierno de Nixon respecto a la inconvertibilidad de los dólares en Oro.

PROPUESTAS
En los meses previos a la reunión en Bretton Woods, se debatieron diferentes propuestas una apoyada por Estados Unidos y la otra por el Reino Unido. La británica fue elaborada por el economista John Maynard Keynes y la estadounidense por Harry Dexter White.

El plan de Keynes preveía un banco internacional capaz de proveer adelantos en cuenta corriente para corregir los desequilibrios de las balanzas de pagos de los países miembros, hasta 75 por ciento del valor promedio de sus importaciones y exportaciones entre 1936 y 1939.
El plan de White preveía la creación de dos instituciones: Fondo Internacional de Estabilización y Banco para la Reconstrucción de las Naciones Unidas y Asociadas. Mientras el Banco proveería el capital para la reconstrucción de posguerra, el Fondo se ocuparía de los problemas de los países miembros que enfrentaban crisis de divisas y balanza de pagos.

PARTICIPANTES
El mayor número de representantes eran de América Latina, India fue como parte de la delegación británica.
El bloque comunista, conducido por la Unión Soviética no precisaron los acuerdos. Alemania, Japón e Italia estaban a punto de ser derrotados en la Segunda Guerra Mundial, mientras que Europa Occidental aún estaban en campos de batallas.  Por tanto, EE.UU tuvo considerable control sobre las decisiones finales de la Conferencia.
Bandera de los países participantes en 1944
(Barry Livingstone )













Fuentes: Libro de Historia de 4° año. Editorial Santillana
              AA.VV
              Imágenes de Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada