sábado, 30 de julio de 2011

Revolución Gloriosa


FIN DEL ABSOLUTISMO EN INGLATERRA
La dinastía de los Tudor, que gobernó Inglaterra en el siglo XVI (1485-1603), practicó el absolutismo, ya que mantuvieron la estructura política existente,  controlaron al Parlamento, dominaron a la Iglesia e intervinieron en la vida económica.
Inglaterra tenía, desde 1215, un documento llamado Carta Magna, la que el rey Juan I de Inglaterra (Juan sin Tierra) debió aceptar para solucionar los problemas sociales y política de su país. Tenía unos 63 artículos que aseguraban los derechos feudales a la aristocracia frente al poder del Rey, ya que ninguna persona podría ser enjuiciada sólo por la voluntad del rey, y la monarquía se comprometía a respetar las libertades religiosas y políticas. En tanto un Parlamento, integrado por nobles y comunes (alta burguesía) se encargaba de aprobar los impuestos y de aconsejar al rey.

DINASTÍA ESTUARDO (STUART O STEWART)
Cuando en 1603 muere la reina Isabel I, última representante de la dinastía de los Tudor, asciende al trono Jacobo I Estuardo, sobrino de Isabel I ya que ésta no tuvo hijos. Como Jacobo ya era rey de Escocia, quedaba Inglaterra unida a Escocia, pero con instituciones y leyes particulares. El nuevo rey dejó en claro que sus poderes eran ilimitados por "derecho divino", por lo tanto concedidos por Dios. Además, el rey profesaba la religión anglicana, lo que lo hacía chocar con el Parlamento donde la mayoría eran puritanos, es decir, aquellos que querían reformar la Iglesia Anglicana para "purificarla" de todos los elementos católicos que aún contenía.

Carlos I, hijo de Jacobo I, se convierte en rey, pero fue siempre impopular, además era casado con Enriqueta, una francesa católica, hermana de Luis XIII. Este rey, como su padre, tampoco tuvo buenas relaciones con el Parlamento, ya que este le hizo fuerte oposición, por lo que en 1628, le obligó a reconocer la Petición de Derechos a cambio de aprobar solicitudes financieras. En dicha Petición, se establecía principios tan importantes como que nadie podía ser arrestado sino de acuerdo con la ley, y que sería ilegal todo impuesto que no fuera aprobado por el Parlamento.
El rey Carlos I enojado por estas medidas, decidió no pedir más la colaboración del Parlamento para gobernar, tal cual un rey absoluto.
Una de las medidas que el rey tomó, fue la de volver a cobrar un viejo impuesto llamado ship money, en la que se cobraba dinero para a construcción de barcos. Aquí se hizo famoso John Hampden, quien se negó a pagar el impuesto, por lo que fue llevado a prisión, convirtiéndose en un héroe para el pueblo.
Pero la situación de Carlos I empeoraba, ya que estaba la amenaza de una sublevación en Escocia, por lo que necesitaba mucho dinero, por lo que no tuvo más remedio que convocar al parlamento, conocido como Parlamento Largo, ya que duró casi quince años.
Dicho parlamento comenzó a juzgar a colaboradores del rey, y  a condenarlos a muerte; también suprimió a los tribunales de justicia elegidos por el rey; prohibió recaudar el ship money, y obligaba al rey a convocar al Parlamento por lo menos una vez cada tres años.
Carlos I se presenta en el Parlamento para detener a sus miembros, pero estos ya no estaban.

LA GUERRA CIVIL
"Una representación de la ejecución
de Carlos I por un testigo ocular"
 de John Weesop. 1649
En 1642 las fuerzas del rey Carlos I y las del Parlamento se enfrentaron. La guerra sería ganada por las fuerzas del parlamento gracias a Oliverio Cromwell, un campesino rico, quien formó una poderosa caballería, los "hombres justos y temerosos de Dios",  todos fanáticos puritanos. Se los conocía como los "flancos de hierro".
Tras cuatro años de lucha, el rey Carlos I se rinde. Fue llevado a juicio y condenado a muerte por "tirano, traidor, asesino y enemigo público de la felicidad del pueblo".

LA REPÚBLICA Y LA DICATADURA DE CROMWELL
Oliver Cromwell
El Parlamento abolió la Cámara de los Lores y la dignidad real, por lo que ahora gobernaría en Inglaterra un Consejo de Estado formado por parlamentarios y oficiales del ejército, cuyo dirigente fue Cromwell. Así nace la República, denominada Commonwealth (patrimonio común), que no fue por voto popular, sino que fue impuesta por una minoría. Cromwell aseguró el orden, y venció sublevaciones en Escocia e Irlanda, y en especial desarrolló el comercio gracias con un Acta de Navegación: este documento establecía que las mercaderías importadas a Inglaterra debían ser llevadas en un barco inglés, así se convirtió en una potencia marítima, sacándole el puesto a Holanda.
Un documento llamado Instrumento de Gobierno le dio a Cromwell el cargo vitalicio de Lord Protector, convirtíéndose así en un dictador, gobernando sin oposición y centralizando todo el poder.
Duró cinco años en su cargo, ampliando su poderío en el exterior, pero dentro del país había resistencia por la falta de libertades.
Al morir Oliver Cromwell, hereda su hijo Ricardo, quien no tenía condiciones para gobernar, por lo que renunció a su cargo en 1660.
El gobierno quedó en manos del ejército, pero el general escocés Monk, marchó sobre Londres y reunió a los sobrevivientes del Parlamento Largo, y les ordenó que hubieran elecciones.
Ese nuevo Parlamento llamó al hijo del asesinado Carlos I para que ocupara el trono, así se restauró a los Estuardos.

Carlos II tuvo conflictos con el Parlamento, el que en 1673 aprobó la Bill of Test (ley de prueba) la que exigía ser anglicano para ocupar cargos públicos, quedando así los católicos seguidores del rey fuera del gobierno.
En 1679, el Parlamento también votó una de las leyes más importantes de la historia de Inglaterra, la Habeas corpus (tener el cuerpo) por la que un juez debía examinar si la detención de una persona era justa, así nadie podía ser apresado por más de tres días sin ser sometido a juicio. Es una garantía fundamental para la libertad individual, impidiendo detenciones por el capricho del rey o de otro funcionario. Hoy continúa siendo parte de la legislación universal.
Es en esta época que aparecen los partidos rivales, los whigs, quienes pretendían disminuir lo más posible el poder del rey en beneficio del Parlamento y que con el tiempo se conocerían como liberales. Mientras que los tory (tories) eran conservadores y partidarios de la monarquía absoluta.

LA REVOLUCIÓN GLORIOSA
En 1685 sube al trono Jacobo II, hermano del rey anterior, conocido por ser ferviente católico, y pondrá a muchos de ellos en cargos de gobierno. Los  ingleses toleraron esto porque el rey ya era anciano (60 años) y lo sucedería su hija María, protestante y casada con Guillermo de Orange de Holanda.
Pero en 1688, la segunda esposa del rey Jacobo dio a luz a un varón, por lo que habría un rey católico en Inglaterra.
Entonces los tories y los whigs se pusieron de acuerdo y llamaron a Guillermo de Orange para que expulsase a los Estuardos de Inglaterra, y así lo hizo. Jacobo II huyó con su familia a Francia y vivó el resto de su vida como huésped de Luis XIV.
Bill of Rights
Frente a esto, el Parlamento declaró vacante el trono, y convocó a gobernar a Guillermo y María, pero ellos debieron firmar la Declaración de Derechos (Bill of Rights) de 1689, allí se establece que los reyes deben ser anglicanos. Los reyes no podían suspenderse ni aplicarlas sin el consentimiento del Parlamento. No se podían cobrar impuestos ni organizar el ejército sin aprobación parlamentaria. Los impuestos solo valían por un año, obligando a los reyes a convocar al Parlamento por lo menos una vez al año, y los miembros que lo integraran serían elegidos libremente.
También en 1989 se firmó el Acta de Tolerancia que afirmaba a la religión anglicana como oficial pero concedía libertad de culto a las distintas iglesias protestantes, pero no así a los católicos o los cuáqueros.

De esta manera, con la Revolución que llamaron Gloriosa, por no derramar ni una gota de sangre, Inglaterra deja de tener una monarquía absoluta para tener una monarquía limitada y evolucionar hasta ser una monarquía parlamentaria, como lo es en la actualidad.
El gobierno se dividió en tres poderes separados entre si. El Poder Ejecutivo compuesto por  le rey y su gabinete; el Poder Legislativo representado por el Parlamento, que estaba formado por la Cámara de los Lores integrada por nobles y obispos anglicanos y la Cámara de los Comunes cuyos miembros eran elegidos por sufragio censitario, es decir los que podían demostrar tener determinados ingresos; y un Poder Judicial.

                                              ESQUEMA REVOLCIÓN INGLESA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada