jueves, 1 de septiembre de 2016

Nazismo

El fin de la  Primera Guerra Mundial, marcó el 9 de noviembre de 1918, el comienzo de la república en Alemania, ejerciendo el poder los socialistas moderados. En 1919, en la ciudad de Weimar se aprobó la nueva constitución que estableció una república federal llamada República Weimar, la que se mantuvo hasta 1933 momento en que asume Hitler.
Durante ese período, Alemania vivió momentos de gran agitación política y una grave crisis económica y financiera.

AÑO TERRIBLE 1923
Ese año marca la peor crisis económica vivida por Alemania durante en siglo XX. Sin embargo, hubo personas, dueñas de grandes empresas beneficiados porque sus deudas en marcos se vieron reducidas a cero, e incluso, algunos grandes industriales multiplicaron sus fortunas, porque la devaluación de la moneda alentó las exportaciones. Los países con monedas más fuertes se beneficiaron comprando más barato en Alemania, y se  aceleró el proceso de concentración de empresas.
La recuperación industrial absorbió a los desocupados y si bien los salarios aumentaron, el alza del costo de vida empobreció a los sectores medios y obreros.
INFLACIÓN: El común de la gente que vivía de ingresos fijos se empobrecía día a día. Si una persona tenía en 1914, 500.000 marcos ahorrados, en 1922, se le habían convertido en 500 y en 1923, se le habían eran tan sólo 0,0005 centavos. Ese mismo año, en enero, el dólar valía 18.000 marcos y en setiembre, mil millones de marcos.

ORÍGENES DEL NAZISMO
En esta Alemania convulsionada por la crisis se origina el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores (Nazi)
El nacionalsocialismo fue una reacción contra la humillación nacional sufrida por Alemania ante la derrota de la Primera Guerra Mundial y las imposiciones del Tratado de Versalles.  Asimismo, la grave situación económica, la desocupación, miseria y hambre que se vivía desde la posguerra, hizo de esta doctrina una ideología de salvación y esperanza.
BIOGRAFÍA DE HITLER
Hitler de bebé
Adolfo Hitler nació en Braunau am Inn (Austria) el 20 de abril de 1889. Su padre era un modesto funcionario aduanero y su madre procedía de una familia campesina. Quedó huérfano de madre muy pronto y tuvo una relación difícil con su padre. No terminó la enseñanza secundaria y fue un mal estudiante y con una personalidad muy introvertida. Se trasladó a Viena y se convirtió en pintor aficionado, arquitecto frustrado, melómano y tuvo una vida bohemia gracias una pensión por haber sido huérfano. No logró que le admitieran en la Academia de Bellas Artes de Viena, pero se convirtió en un voraz lector y muy pronto desarrolló un pensamiento racista antisemita en contacto con grupos ultra nacionalistas vieneses, incluso antes de trasladarse a Munich en 1913.
Casa de nacimiento de Hitler
Se alista como voluntario en el ejército alemán para pelear en la I Guerra Mundial. Fue herido en la batalla del Somme en 1916, y obtuvo galones de cabo y la cruz de hierro por su valor, aunque sus superiores consideraban que carecía de dotes de mando. Permaneció en el ejército hasta 1920, como informador infiltrado en grupos volkisch (ultra nacionalistas) y como instructor de los soldados a su cargo. Muy pronto, de "espía" se convirtió en militante al unirse al Partido Obrero Alemán en setiembre de 1919, y en abril de 1920 al Partido Nacionalsocialista Alemán del Trabajo, del que fue elegido presidente en 1921. Pronto Hitler asumirá el poder absoluto dentro del partido, e impondrá la bandera roja con la svástica dentro de un círculo blanco como estandarte del partido.
El apoyo entre los grupos de la derecha nacionalista, burguesía media y baja, excombatientes, desempleados, fue creciendo hasta que en 1923 habían ascendido a 20.000 en el I Congreso del Partido Nazi.
Hitler había presentado su programa para el partido, con  25 puntos, de los que destacan los siguientes:
1. Pertenecer a Alemania no es un derecho político sino una cuestión biológica.
2. La sangre define al individuo y le da derechos y deberes.
3. La raza aria debe gobernar y ser protegida por el Estado.
4. Apartar a los no arios de las funciones públicas.
5. Creación de la Gran Alemania.
6. Trabajo Obligatorio.
7. Nacionalización Trust empresariales.
8. Intervención estatal en economía.
9. Reforma agraria para crear medianas propiedades.
10. Eliminación de judíos y sometimiento de los eslavos.
11. Teorías racistas inspiradas en Chamberlain y darwinismo social.
l2. Programas de natalidad para reforzar raza aria.
13. Eliminación deficientes y “asociales”.
14. Recuperación territorios alemanes y crear Lebensraum o territorio vital para Alemania.
Al mismo tiempo, Ernst Röhm crea las S.A. o Secciones de Asalto del partido (fuerzas de choque) y el partido tendrá su periódico para extender sus ideas, el “Völkischer Beobachter”.
Además ya estaba rodeado de sus colaboradores incondicionales, como Himmler, Goebbels, Hess, Rosenberg y Goering.

Hitler, amparándose en el crecimiento de la militancia, la crisis política económica, la presencia en la calle con las S.A., y la disciplina impuesta dentro del partido, creyó que podría intentar asaltar el poder el 8 de Noviembre de 1923, el  putsch de la cervecería, en Munich, pero fracasa el golpe de estado y lo encarcelan en Landsberg, donde escribe su principal legado intelectual: "Mi Lucha" (Mein kampf) completado en 1926, y que esencialmente desarrolla los 25 puntos del partido aprobados en 1920, pero con más énfasis en algunas ideas claves del futuro: Superioridad racial, antisemitismo, revanchismo sobre el tratado de Versalles, etc.
En 1926 crea las SS (guardia personal armada) mandada por Himmler, y le da la organización y el control diario del partido a un grupo reducido: Strasser, Goebbels, Hess, Rosenberg, Goring, Himmler, Frank, Röhm.
A pesar de todo el partido nunca superó los 800.000 votos, pero la crisis económica desencadenada por el crack de 1929 en EE.UU provocó otra vez desempleo, hambre, crisis económica, huelgas, y el increíble ascenso electoral del nazismo.
Los nazis, que ya desde sus inicios encontraron importantes apoyos entre la burguesía alta y media, ahora creció mucho entre funcionarios, clases medias, parados, derecha tradicional, jóvenes desencantados, etc.
Como Hitler era austriaco, no podía pretender ningún cargo en Alemania, pero en 1932, el gobierno del estado alemán de Braunschweig, le  dio a Hitler la nacionalidad alemana.
Los últimos gobiernos de la derecha tradicional de von Papen y Schleicher fracasaron. A Hindenburg no le quedará más remedio que nombrar Canciller a Hitler el 30 enero 1933.

Varios acontecimientos a lo largo de ese año, le fueron dando cada vez más poder y apoyo popular.
Al morir el presidente Hindemburg, Hitler asumió todo el poder y se transformó en el Führer (líder) recibiendo todo el apoyo incondicional del ejército. Se instalaba en Alemania una sangrienta dictadura.

LA DOCTRINA NAZI
-EL ESTADO: El nazismo se basa en la exaltación del Estado al que concibe como un todo omnipotente, donde tiene cabida la "raza" aria cuya pureza debía preservar. No acepta la separación de poderes y la oposición es aniquilada. Se aplica la censura y no existe la libertad de expresión.
El individuo se halla totalmente subordinada al Estado, así que no puede haber derechos individuales opuestos a sus cometidos.
Sus principales enemigos son el Liberalismo, comunismo, socialismo, democracia, judaísmo.
El estado totalitario controla todas las organizaciones políticas, sociales, económicas e intelectuales. Le dan gran importancia a la educación y a la formación de la juventud.
-EL PARTIDO: El partido único es de importancia fundamental; se identifica con el Estado y está sometido a la autoridad del Führer. Posee cuerpos paramilitares que lo protegen de los "enemigos": las S.A. o secciones de asalto y las S.S. o guardias de protección y la Gestapo, policía especial del régimen.
Se realizan frecuentes depuraciones internas, como en el famoso episodio llamado  (30 de junio de 1934) "la noche de los cuchillos largos". 
-LA PROPAGANDA: Toda una "puesta en escena" rodeaba los actos de masas, así como las apariciones del jefe. Todo estaba cuidadosamente estudiado, desde la escenificación armada en grandes estrados, hasta la hora en que debían realizarse los actos: para éstos se prefería la noche y los colores rojo, blanco y negro.
Se buscaba lograr una estrecha vinculación entre el jefe y su pueblo (especie de histeria colectiva) y lo hizo de una manera que ningún otro régimen lo consiguió.
-LIDERAZGO CARISMÁTICO: El jefe es un personaje infalible, sagrado, objeto de verdadero culto.
-LOS SÍMBOLOS: También estuvieron presentes en todos los actos de la vida política y contribuyen a exaltar el entusiasmo de las masas. La cruz gamada o svástica fue utilizada en los uniformes y banderas. El uso de camisas "pardas" distinguió a sus adherentes.

-RACISMO: Fue la base fundamental de la doctrina nazi. La idea de la superioridad racial de los germanos o "arios" hizo que se considerara inferiores a judíos, eslavos, negros, latinos. Se basaba en una falsa concepción sobre la desigualdad de las razas.
Como justificación se decía en un diario de 1938: "No se puede tolerar que un alemán viva bajo el mismo techo que un judío, raza de asesinos y criminales, enemigos mortales del pueblo alemán. Por consiguiente, los judíos deben ser alojados en barrios y casas separadas donde tengan el menor contacto posible con los alemanes..."
De esta forma se fueron formando en las ciudades los "ghetos" donde eran obligados a vivir los judíos.









-ESPACIO VITAL Y EDUCACIÓN: A esta idea de superioridad racial se une la teoría del espacio vital ya que la raza aria   estaba llamada a dominar y dirigir el mundo. De esta forma se pretendía que Alemania ocupara territorios que habían perdido con el Tratado de Versalles, pero también, otros pertenecientes a estados vecinos pero donde la mayoría de la población era de origen germano.
-CULTURA: Se trataba de formar hombres físicamente sanos que desarrollaran plenamente sus facultades mentales, a la vez que se educaba el carácter y se fomentaba en ellos "la fuerza de voluntad y decisión".
Controló a los centros educativos, a los docentes de modo que nada escapase a las orientaciones del partido o del Führer, destituyendo a todos lo que no las aceptaran.
Se produjo la "nazificación" de la cultura, es decir, se censuraron obras de arte, se prohibieron exposiciones, se quemaron libros y se prohibió la lectura de centenares de obras de diversos autores considerados enemigos del régimen, ya sea por ser judíos o por tener otras ideas políticas.

LOS NAZIS EN EL PODER  (1933-1934)
El primer gobierno de Hitler intentó aparecer como una Coalición de derechas, y logra que Hindenburg disuelva el Reichstag (Parlamento) y convoque elecciones para marzo de 1933, cuando las S.A. y S.S. dominan la calle e imponen por la fuerza las ideas nazis. Hitler hablaba de conciliación y moderación, pero en realidad los nazis controlarán el Reichstag, que aprobará todas las directrices nazis.
El incendio del Reichstag el 27 de febrero de 1933, fue aprovecha por Hitler para acabar con la oposición comunista y socialista. Promulgó medidas que liquidaron la libertad de opinión, prensa y asociación, poniendo fuera de la ley a la mayor parte de la oposición. Se prohíbe el Partido Comunista y el 23 de marzo de 1933 se aprueba la Ley de Poderes Especiales: Poder legislativo para el Gobierno y poderes dictatoriales para Hitler durante 4 años.
El 30 de abril de 1933 se autoriza la construcción del primer campo de concentración en Dachau y a este se unirán más de 100 campos construidos hasta 1939, destinados a los opositores ideológicos y a grupos sociales considerados perjudiciales para la futura Alemania.
La persecución contra los judíos se inicia desde el principio del gobierno de Hitler, como lo demuestra el que en abril se obligue a los funcionarios del estado a acreditar su condición de arios y asumir una ideología nacionalista. En Diciembre 1933 se produce la vinculación del Partido Nazi al Estado como una institución oficial más, al tiempo que se inicia una purga interna de los posibles opositores a Hitler dentro del propio partido, y se incorpora a Goebbels al gobierno como Ministro Propaganda e Información.
Al final de año los partidos políticos y los sindicatos habían desaparecido, sólo existía el Partido Nazi y el sindicalismo vertical del llamado Frente Alemán del Trabajo. Pero hasta ahora todo esto era legal y constitucional, por lo menos desde un punto de vista jurídico.

LA REVOLUCIÓN NAZI (1934-1939)
El III Reich
El 30 de junio de 1934 se produce la Noche de los Cuchillos Largos, que eliminará el poder de las S.A. a Ernst Röhm y sus lugartenientes y otras personalidades opuestas al poder absoluto de Hitler. El Régimen se apoyará a partir de ahora en las SS de Himmler, la GESTAPO, el Ejército, y el Partido Nazi.
Además, el 2 de agosto de 1934 muere Hindenburg, todavía Jefe del Estado, y Hitler asume la Chancillería y la Presidencia de la República con el título de Reichsführer, y el ejército le jura fidelidad como Führer.
El nuevo régimen contará con la colaboración de numerosos grupos: Los ultra nacionalistas liderados por Von Papen; los militares, nazis y muchos no nazis pero que asumen su papel de obediencia a cambio del engrandecimiento del ejército. Los tecnócratas liderados por Speer y que creían en un régimen grandioso; los grandes empresarios beneficiados por los planes industriales de rearme; y por millones de ciudadanos atraídos por los mensajes de orden, trabajo, engrandecimiento nacional, revanchismo sobre Versalles, etc.
Hitler, que dan a la policía y a la justicia de poderes extraordinarios para perseguir a los opositores, etc. Se limitaron los derechos de reunión y expresión, la prensa fue censurada, se elaboraron listas de libros prohibidos .
El Estado se organizaba mediante una administración completamente centralizada y dependiente del Partido Nazi, con Hitler como todopoderoso mandatario rodeado de hombres del partido, que controlaban todo el aparato administrativo, imponían una cultura y simbología nazi, eliminando incluso a profesores, científicos, pensadores, no adictos. La propaganda controlada por el ministro de propaganda Goebbels se encargaba de justificar todas las medidas.
La mayoría de la población se afilia al Partido o a las Juventudes Hitlerianas, jóvenes entre 14-17 años, que permitían el adoctrinamiento de la juventud. También serán utilizadas para diversos trabajos sociales, para la política de mejora de la raza aria, y como fuerzas de combate para defender el suelo alemán al final de la II Guerra Mundial.
La mujer, por su parte, según la doctrina nazi, tenía como objetivo fundamental dedicarse a la vida doméstica y a engendrar hijos, por lo que se ensalzó el papel de la madre y se establecieron premios a la fertilidad.

POLÍTICA EXTERIOR 
Estuvo constituido por una política claramente expansionista y pangermanista, basada en el logro del “espacio vital” o Lebensraum, que asegurarse la supervivencia del Reich como gran potencia y en el rechazo al Tratado de Versalles de 1919. Esto provocó una política de enfrentamiento con el exterior para desmontar el orden establecido en Versalles.
En octubre de 1934 Alemania abandonó la Sociedad de Naciones y la Conferencia de Desarme, y pronto inició el rearme de su ejército y estableció el servicio militar obligatorio.

REALIZACIONES ECONÓMICAS
En 1933 el sector industrial sólo producía a un 53% de su capacidad, y habían unos 7 millones de desempleados. El Estado nazi decide aliarse con los empresarios y apostar por un capitalismo dirigido desde el Estado.
Se establecieron una serie de objetivos a mediano plazo: acabar con el desempleo, reactivar la industria, conseguir materias primas o sustituirlas por otras (combustibles sintéticos, fibras textiles artificiales, etc.), y avanzar hacia la autarquía económica.  
Se estableció un rígido control de los salarios y los precios, también hubo un absoluto control monetario, utilizando frecuentemente el pago con bonos del Estado. Progresivamente se incrementó la presión fiscal sobre los ciudadanos, y los precios de los productos se vieron afectados por el interés prioritario de financiar la industria guerra,  beneficiando a los empresarios con industrias estratégicas. 
La reorganización de empresas, el control de los créditos a empresas, el control sobre las importaciones y exportaciones, subvenciones y planificación agrícola para garantizar el abastecimiento de alimentos, y el férreo control del partido sobre las organizaciones empresariales, de comerciantes y obreros, fueron mecanismos habituales durante el III Reich.

La política armamentística favoreció a los grandes empresarios, que reactivaron sus industrias gracias a los contratos estatales. Así mismo, la eliminación de la conflictividad obrera, gracias a la afiliación forzosa al Frente Alemán del Trabajo, permitió a estos empresarios librarse de huelgas y manifestaciones, y garantizarse abundante mano de obra con salarios contenidos.
Los cuatro grandes bancos y los cuatro grandes grupos industriales que históricamente controlaban las finanzas y la producción alemana desde su unificación, serán los grandes beneficiados por el régimen, con importantes ganancias económicas a cambio de fidelidad y de trabajar a favor de los intereses del Estado.
Esta política económica acaba con el desempleo ya en 1936 y permite la creación de grandes infraestructuras viarias, urbanas, gracias a las inversiones estatales para reducir el desempleo y dotar a Alemania de unas infraestructuras acordes con sus ambiciones.
La industria de armamento hará de locomotora económica, hasta que se agotan las materias primas y fuentes de energía para seguir creciendo. La incorporación de territorios como Dantzig, Renania, Austria, Checoslovaquia, incrementarán el potencial económica del Reich y le permitirán seguir creciendo hasta 1939.
Para reducir el desempleo se establecieron préstamos para invertir en obrar públicas y crear empleo, se incentivo la consideración de la mujer como ama de casa para que abandonase sus empleos, se impuso un período de trabajo sin remuneración a los jóvenes con edad comprendida entre los 18 y 25 años, y se estableció e servicio militar obligatorio. Se otorgó a los labradores sin tierras parcelas de 125 hectáreas cada una, para aumentar la producción agrícola y para crear en el ámbito rural una clase de pequeños propietarios adictos y pendientes del régimen.  
Los puntos flacos de esta política fueron: Salarios demasiado contenidos, excesiva dependencia de las inversiones públicas en infraestructuras y en la demanda para fortalecer el ejército, y endeudamiento del Estado hasta limites peligros (31.000 millones de marcos en 1938).
A pesar de los éxitos económicos del período, en 1939 el crecimiento se agota y parecía necesaria una expansión territorial para seguir creciendo, a costa del mercado, las materias primas, las fuentes de energía y la mano de obra de los conquistados.
Estas necesidades provocarán el peor conflicto del siglo XX.


Fuentes: AA:VV
              Imágenes de Google


















No hay comentarios:

Publicar un comentario