lunes, 6 de abril de 2015

La Contrarreforma

TAMBIÉN LLAMADA REFORMA CATÓLICA
La expansión de la Reforma protestante, que había sido llevada a cabo por Lutero, Calvino y Enrique VIII,  aceleró un proceso de cambio que pretendían hacer dentro de la Iglesia distintos humanistas como Erasmo y Tomás Moro, y además se procuró reconquistar los países que se habían convertido al protestantismo.

Dentro de las medidas que los Papas tomaron estaban:
  • Crear el Index: lista de libros considerados peligrosos y cuya lectura estaba prohibida para los fieles.
  • La Inquisición o Santo Oficio: fue una institución creada por el Papa Gregorio IX en el siglo XIII para investigar y juzgar a los acusados de herejía y brujería. Su acción decayó a fines de la Edad Media como institución dependiente de Roma. Los Reyes Católicos la implantaron en España en los últimos años del siglo XV y le dieron el doble carácter de tribunal estatal y eclesiástico. Con ello buscaron detener la propagación del judaísmo y el islamismo en la Península. El Papa Paulo IV la restableció para el mundo católico en el siglo XVI con el fin específico de detener el avance del movimiento reformista. El nombre de Inquisición se refiere a su carácter de tribunal que investiga, que inquiere, antes de juzgar y sentenciar. Estaba formado por clérigos. El proceso se iniciaba con la recepción de acusaciones, seguía una investigación sobre la validez de las mismas, se buscaba luego la confesión del reo para lo cual era válido emplear torturas. La sentencia podía ser el perdón o la muerte en la hoguera, que ejecutaban los representantes del Estado, no de la Iglesia.
  •   El concilio de Trento (1545-1563): (reunión de cardenales, obispos y teólogos)
    Se realizó gracias a la decisión de los papas Paulo III y Paulo IV, a la insistencia del clero y fieles y a la colaboración de los monarcas Carlos V, emperador de Alemania y rey de España, y Felipe II de España, realizándose un Concilio Ecuménico en la ciudad italiana de Trento. Al concilio fueron invitados no sólo los teólogos católicos sino los representantes de las iglesias protestantes, pero estos no asistieron. El concilio se reunió, con prolongados intervalos, durante 18 años debido a los problemas políticos y guerras que tuvo Europa por aquellos años.
    La meta principal que se persiguió fue corregir todos aquellos errores y problemas disciplinarios que habían dado causa a los reformadores para que se levantaran contra la iglesia.
    Las decisiones principales fueron las siguientes:
    1.- La doctrina de la salvación: esta se logra por la fe, por las buenas obras (limosnas, mortificaciones, confesión, comunión) y la oración. Con ellas se obtiene la gracia divina.
    2.- Las fuentes de fe: son la Biblia y la revelación. La Biblia puede ser leída pero no interpretada libremente sino según los dictados de los doctores de la Iglesia (teólogos). Fue establecida como Biblia auténtica la traducción hecha por San Jerónimo en el siglo V conocida con el nombre de “Vulgata”.
    3.- Sacramentos: son medios de santificación. Se establecieron siete: bautismo, confirmación, penitencia, comunión, matrimonio, orden sacerdotal y extremaunción.
    4.- En la comunión se estableció como punto de fe la creencia en la transubstanciación del cuerpo y sangre de Cristo. El sacramento lo hacen bajo dos especies (pan y vino) los sacerdotes que celebran la misa y bajo sólo una (pan) los fieles.
    5.- El matrimonio se estableció como sacramento indisoluble. Solo la muerte puede separar a los esposos. Por ser sacramento es una vía de santificación, simbolización de la unión de Cristo con la Iglesia.
    6.- Orden sacerdotal: debía cumplirse previo estudio en seminarios. El celibato se hizo voto para los sacerdotes. Se estableció la jurisdicción obligatoria en los funcionarios: el párroco debía residir en su parroquia, el obispo en su diócesis, etc.
    7.- Idioma de la iglesia: obligatoriamente fue el Latín, usado en los oficios religiosos.
  • La compañía de Jesús:  era una nueva orden religiosa fundada por San Ignacio de Loyola (Iñigo López de Recalde), soldado, peregrino, estudiante y finalmente sacerdote, nacido en Guipúzcoa, España, quien vivió entre 1509 y 1556. Herido en una guerra, se dedicó a leer el libro “Flor de los Santos” y se apasionó por la vida de Santo Domingo y San Francisco de Asís. Se decidió a imitarlos cambiando su vida de soldado por la de militar de Cristo. Visitó Tierra Santa y estudió teología en Alcalá de Henares y Salamanca y luego en París. El 15 de agosto de 1534 fundó la Compañía de Jesús con un grupo de condiscípulos de la universidad. Dos años más tarde fue reconocida oficialmente como orden religiosa por el Papa Paulo III. El nombre de Compañía de Jesús se refiere a que son soldados de Cristo y tiene como lema: “A Mayor Gloria de Dios”, conocido comúnmente con las siglas A.M.D.G. Tiene como uniforme un simple hábito negro y como norma la obediencia sin discusión al superior. A los votos de las demás órdenes monásticas: pobreza, castidad y obediencia, los jesuitas agregan el de obediencia al Papa.  Los jesuitas iniciaron una gran obra misional en todo el mundo. Entre sus misioneros más importantes se encuentra San Francisco Javier que se fue a llevar el cristianismo hasta la China y la India. En la propia Europa detuvieron la propagación de la reforma no permitiendo que esta fructificara en Austria, principado de Baviera y los países bajos del sur (Bélgica). En América se dedicaron a la evangelización de los indios. El establecimiento misional más importante en este continente fue el llamado Imperio Guaraní del Paraguay.
Index

Concilio de Trento



Sello de la Compañía de Jesús











 







CONSECUENCIAS DE LA REFORMA CATÓLICA
Europa se dividió en dos grandes sectores de fe cristiana: los católicos y los protestantes o reformistas y estos a su vez en diversas sectas, entre las cuales las principales fueron el luteranismo, el calvinismo y el anglicanismo.
La iglesia católica, por su parte, pese a que perdió parte del campo controlado en Europa, se reorganizó en su disciplina con el movimiento contrarreformista evitando catástrofes posteriores.


Fuentes: EL MUNDO MODERNO: EUROPA, AMÉRICA Y LA BANDA ORIENTAL EN LOS SIGLOS XVI AL XVIII. Colecciones Pasado Presente. Segundo año, tomo uno, c.b.u
María A. Galina, Olga Núñez, Cristina Siniscalco, Sara Abadie, Mary Sandrin.
Imágenes de Google

2 comentarios: