jueves, 6 de junio de 2013

PERICLES

                                                   
Llamado el Olímpico por su imponente voz, fue el político más conocido de la Grecia Clásica, siendo elegido estratega 15 veces seguidas, y aunque sólo gobernó 31 años (461 a 429 a.C) al período de su mandato se lo llama "Siglo de Pericles". Fue elegido estratego 15 veces seguidas gracias a su carisma y oratoria.

Pericles nació alrededor del año 495 a.C, en la demarcación de Cholargos, al norte de Atenas. Era hijo del político Jantipo, quien había sido condenado al ostracismo en los años 485 ó 484 a.C, pero vuelve a Atenas cinco años para dirigir el ejército en la victoria contra los persas en Batalla de Micala. 
La madre de Pericles, Agariste, era parte de la poderosa familia de los Alcmeónidas, era la bisnieta del tirano de Sición, Clístenes, y la sobrina del reformista ateniense Clístenes.

Según los historiadores Heródoto y Plutarco, Agariste soñó algunas noches antes del nacimiento de Pericles, que daba a luz a un león, un símbolo tradicional de grandeza, pero también puede aludir al tamaño inusual del cráneo de Pericles, algo que los comediantes solían recordar, y hasta el llamado "cabeza de pera".  Plutarco asegura que esta deformación era el motivo por el que Pericles siempre era representado con casco, pero en realidad el casco era el símbolo de su rango oficial como estratega (general).

Pericles pertenecía a la tribu local de Acamantis, y era un joven introvertido que prefería estudiar en vez de tener apariciones públicas. Al pertenecer a una familia noble, su nivel económico le permitió tener los mejores pedagogos, aprendiendo música de los maestros de su tiempo (Damón o Pitocleides ) y fue el primer político en atribuir una gran importancia a la filosofía, llegando a tener amistad con filósofos como Protágoras, Zenón de Elea y Anaxágoras. 

Aspacia
Como se acostumbraba en Atenas, Pericles se casó en primer lugar con una de sus familiares más cercanas, cuyo nombre se desconoce, con la que tuvo dos hijos, Jantipo y Paralo. De ella se sabe que fue la esposa de Sipónico antes de casarse con Pericles, con el que tuvo un hijo llamado Callias.
Pero no era un matrimonio feliz, por eso en el año 445 a.C Pericles se divorció de su mujer y se la ofreció a otro marido, con el consentimiento de sus parientes masculinos más cercanos.  

La mujer que realmente amó fue Aspasia de Mileto. Primero fue la amante de Pericles y comenzaron a vivir juntos antes de estar casados. Esta relación provocó muchas reacciones e incluso el propio hijo de Pericles, Jantipo, que tenía sus propias ambiciones políticas, la utilizó para atacar a su padre.   

CARRERA POLÍTICA
Su primera aparición pública fue en la primavera de 472 a.C, cuando Pericles presentó la obra de teatro Los Persas de Esquilo, en  lo que entonces se conocía por liturgia, es decir una obra privada financiada por un particular para servir al bien público. Con ello demostraba que era uno de los hombres más ricos de Atenas.  
Pero fue en el 463 a.C, con unos 30 años, cuando inició su decidida entrada en política al acusar a Cimón, el líder conservador, de negligencia en la defensa de los intereses de Atenas en Macedonia. Aunque Cimón fue absuelto, esta confrontación demostró que su principal oponente político era Pericles.

En el año 461 a.C, Pericles consiguió eliminar a su gran oponente político, Cimón, utilizando el ostracismo, acusándolo de traición a la ciudad por haber actuado como un amigo de Esparta,  acusación muy frecuente a los políticos conservadores.  
Pericles continuó haciendo una política populista con gran carga social. Primero propuso un decreto que permitía a los pobres ver las obras de teatro sin tener que pagar, siendo el estado el que cubriría el costo de la entrada. Con otros decretos redujo los requisitos de propiedad necesarios para formar parte del arcontazgo y pagó grndes cantidades de dinero a los ciudadanos que sirviesen como jurados en la Heliaia (la corte suprema de Atenas).  Pero la medida más controversial fue la ley del 451 a.C, que limitaba la ciudadanía ateniense a aquellos que ambos padres fuesen ciudadanos atenienses

Los críticos de Pericles lo veían como el responsable de la degeneración de la democracia ateniense, porque  impulsó leyes que garantizaba a las clases más bajas, acceder al sistema político y a los oficios públicos, porque estaba convencido de que era necesario levantar al pueblo, ya que un elemento crucial como la flota ateninse, base del poder de Atenas, estaba compuesta casi totalmente por miembros de las clases inferiores.

En el año 444 a.C. el nuevo y ambicioso líder conservador, Tucídides (que no era el historiador), acusó a Pericles de derrochar el dinero público, criticando el plan de reconstrucción de Atenas. Tucídides consiguió en un principio poner a la Asamblea de su parte, pero cuando Pericles tomó la palabra eclipsó a los conservadores, respondiendo que si era necesario pagaría todos los gastos con su propiedad privada. Su propuesta fue acogida con un gran aplauso, por lo tanto Tucídides fue derrotado y condenado en el 442 a.C  al ostracismo por 10 años. Pericles volvió a convertirse en el líder político sin rival de Atenas, siendo reelegido anualmente para el puesto de Strategos (general), único cargo que llegó a ocupar oficialmente, pero su influencia política era tal que le convertía en el gobernante de hecho del Estado. 

Pericles quería estabilizar el dominio de Atenas y  reforzar su poder en toda Grecia, por lo que trasfiere  hacia Atenas el tesoro de la Liga de Delos en los años 454 y 453 a.C. De ese tesoro sacó los fondos necesarios  para su ambicioso plan de construcción, centrado en la "Acrópolis de Pericles", que incluía los Propileos, el Partenón y la estatua de oro de Atenea, esculpida por Fidias, amigo de Pericles.  

Aspasia, que era conocida por su gran capacidad como conversadora y consejera, fue acusada de corromper a las mujeres de Atenas, para satisfacer las perversiones de Pericles. Algunos historiadores sotienen que Aspasia era una hetaera, que llevaba un burdel, aunque en la actualidad se discute.

ÚLTIMOS TIEMPOS
Pericles estaba convencido de que la guerra con Esparta sería inevitable, e incluso hasta cierto punto bienvenida.     
En el año 431 a.C, Arquídamo II, rey de Esparta, envió una  delegación a Atenas exigiendo a los atenienses a plegarse a sus exigencias. Esta delegación no fue admitida en Atenas por lo que Arquídamo invadió el Ática, pero no encontró ningún ateniense en la zona, ya que Pericles, consciente de que los espartanos invadirían y saquearían Atenas, ya había organizado la evacuación de toda la población de la región dentro de las murallas de Atenas.

No se sabe cómo Pericles convenció a los habitantes para que se trasladasen, ya que este desplazamiento significaba abandonar sus tierras, sus templos y altares, y cambiar completamente su estilo de vida. Si bien accedieron a irse, muchos habitantes de las áreas rurales estaban muy descontentos con la decisión de Pericles, sobre todo cuando sus granjas fueron saqueadas. 

En 430 a.C, el ejército de Esparta saqueó el Ática por segunda vez, pero Pericles no deseaba un enfrentamiento con el ejército espartano en una batalla a campo abierto, por lo que volvió a dirigir una expedición naval para saquear la costa del Peloponeso, esta vez llevándose 100 naves atenienses con él.  

En el verano de ese mismo año se desencadenó una epidemia que diezmó a la población atenienses. Según un estudio de la Universidad de Atenas en el 2006, la peste fue una fiebre tifoidea, tras analizar el ADN  de unos dientes hallados en un entierro griego, en el cementerio de Cerámico, donde se hallaron 150 cuepos.
Esta epidemia provocó un nuevo descontento general en la ciudad, y Pericles se vio obligado a defenderse en un discurso final muy emocional,  considerada una oración monumental, que demuestra las virtudes de Pericles. Logró así calmar un poco el resentimiento popular pero sus enemigos internos lograron quitarle puesto de estratega y le impusieron una multa estimada de entre 15 y 50 talentos.  

Pero en sólo un año, en  el 429 a.C, los atenienses lo volvieron a elgir como estratega y lo reinstauraron en el mando del ejército ateniense. Pero también en ese año Pericles vio morir por causa de la epidemia a sus dos hijos legítimos nacidos de su primera esposa, Jantipo y Paralos, en el plazo de cuatro días, y también a su hermana. Su gran fortaleza de ánimo le valió el título de el Olímpico.

Él mismo murió por causa de la epidemia en otoño de 429 adC, y justo antes de su muerte, sus amigos se concentraron alrededor de su cama, enumerando sus virtudes durante la paz y subrayando sus nueve trofeos militares. Pericles,  moribundo,  les interrumpió señalando que habían olvidado su mayor y más importante título para ser admirado, "que ningún ateniense vivo jamás ha tenido que llevar luto por mi culpa".   

Justo antes de su muerte los atenienses permitieron un cambio en la ley de 451 a.C para poder convertir a su hijo con Aspasia de Mileto, en ciudadano y heredero legítimo, una decisión que sorprende teniendo en cuenta que fue el propio Pericles quien propuso la ley que limitaba la ciudadanía a los varones que naciesen tanto de padre como de madre ateniense.


Fuentes: http://cosual.blogspot.com/2007/01/biografa-de-pericles.html

             Revista Muy Historia. N°7 2006

             Revista National Geographic N°81

lunes, 3 de junio de 2013

Militarismo

Los países centrales, en especial Gran Bretaña, durante la segunda revolución industrial,  procuraban adaptar las economías periféricas a sus propias necesidades, es decir recibir materias primas y alimentos, y colocar bienes manufacturados y capitales.
Para que esas "nuevas" economías ingresaran al circuito económico financiero mundial, debían producir cambios que los adecuaran al mundo moderno.
Se conoce como modernización del Uruguay al último cuarto del siglo XIX, en el que nuestro país experimentó un fuerte empuje, recibiendo dicho estímulo externo y produciéndose una dependencia cada vez mayor de los centros mundiales de poder.
Si bien en Uruguay, a partir del fin de la Guerra Grande, los signos de modernización comenzaron a manifestarse, fue a partir de 1876 que el proceso se hizo más notorio y coherente.
Le correspondió a los gobiernos militares del período 1876-1886, la tarea de crear las condiciones indispensables para la inserción del Uruguay en la órbita capitalista británica.
MILITARISMO 
Se le conoce como Militarismo al régimen en el que predomina el elemento militar en el gobierno del Estado, apoyado por grupos económicamente fuertes.
En Uruguay se le denomina "militarismo" a los años que van de 1875 a 1890, abarcando los gobiernos del Coronel Lorenzo Latorre, del General Máximo Santos y el del General Máximo Tajes.
Más allá de las condiciones internacionales, el país necesitaba de cambios internos, ya que las continuas  guerras civiles impedían el desarrollo económico, provocando la reacción de los nuevos grupos de poder.

GOBIERNO DE LORENZO LATORRE
Luego de finalizada la crisis política y económica del año 1875, y luego de un breve gobierno de Pedro Varela, un grupo de 5000 vecinos se dirigieron a la casa del Coronel Latorre, en la calle Convención entre Soriano y Canelones, y le manifestaron que él debía hacerse cargo personalmente del gobierno.
Latorre, seguido por un gran grupo de personas fue hasta la calle 18 de julio, cruzó la Plaza Independencia, caminó por Sarandí hasta el Fuerte de Gobierno, que entonces era sede del Poder Ejecutivo y donde hoy está la Plaza Zabala, entró al despacho principal y pronunció un breve discurso, y dijo: "yo no puedo ni me propongo hacer un gobierno ilustrado, pero os respondo que haré un gobierno honrado y decente""El pueblo libre y espontáneamente me ha llamado al gobierno".
Disolvió las cámaras legislativas, concretándose el golpe de estado y comenzó su dictadura, con el puesto de Gobernador Provisorio.
Aunque Latorre pertenecía al partido colorado, desde el inicio manifestó que no haría una política partidaria, por lo que  se rodeó de personalidades tanto blancas como coloradas, que actuaron independientes de sus colectividades políticas.
Si bien asumió el poder con el respaldo del ejército, no se valió de él para imponer su autoridad, no fue un gobierno de clase militar, ni lo desempeñó en beneficio de ésta.

Lorenzo Latorre era un hombre delgado, bastante alto, con cara muy seria. Era muy austero, por lo que siguió viviendo en su casa de la calle Convención, con su esposa e hijas. A la tarde, era muy común verlos sentados en sillones de mimbre en la vereda de su casa, saludando y charlando con sus vecinos.

En 1879 se realizan elecciones legislativas, las que nombraron presidente constitucional a Latorre, el 1 de marzo 1879, pero renunciará el 13 de marzo de 1880, aduciendo que "los orientales son ingobernables".

APOYOS AL GOBIERNO DE LATORRE
Ningún otro gobierno del siglo XIX logró tanto apoyo de las "fuerzas vivas" del país, es decir, de las clases altas rural y urbanas, los grandes comerciantes, así como los inversores extranjeros. Algunos de ellos intervinieron en el gobierno, y sin dudas fueron los grandes privilegiados de la política del gobierno de Latorre. También recibió el apoyo de todo el ejército.
OBRAS DE GOBIERNO
PAZ INTERIOR Y UNIDAD DEL PAÍS
La Constitución de 1830, vigente en ese momento, hablaba sobre la unidad del país y de las atribuciones del poder central, pero no se habían podido aplicar, ya que la autoridad de gobierno se ejerció a través de caudillos regionales, por esa razón, los sectores dominante exigían el fortalecimiento de la autoridad del Estado como condición necesaria para la economía. Para ello, era necesario modificar el aparato técnico del Estado y poder ejercer el pleno ejercicio de la autoridad.

Remington
EJÉRCITO
Cuando Latorre toma el poder, ordenó a varios cuerpos del ejército dirigirse hacia la campaña en apoyo de la policía. Estaba decidido a cortar con el abigeo (matanza de ganado) y el "matrerismo" (Fugitivos que buscaban el campo para escapar de la justicia).
Ahora los departamentos ya no serían fronteras que impedían a la policía perseguir delincuentes.
El ejército será modernizado con la utilización del fusil "Remington", cuyo uso estaba monopolizado por el Estado, tenía un mayor alcance y rapidez de tiro, a su vez el precio era caro para que un particular pudiera tenerlo. También se utilizaron los Máuser y los cañones Krupp.
Cañón Krupp

Rifle Máuser







COMUNICACIÓN Y TRANSPORTE
La utilización de ambos fue más con fines políticos que económicos.
TELÉGRAFO
Este fue un medio muy utilizado por Lorenzo Latorre para el ejercicio y control de la autoridad. Es así que todas las capitales departamentales quedaron comunicadas por medio del telégrafo, que era operado por empresas particulares, pero el Estado tenía planeado un sistema propio, en la que las comisaría de cada departamento estuvieran en contacto permanente con las jefaturas del lugar y las jefaturas de Montevideo.
Pero el elevado costo puso fin a este plan.

FERROCARRIL
El avance de las vías férreas había sido muy lento, pero tuvo un desarrollo extraordinario en estos años, constituyéndose en la segunda red de América del Sur en relación con su territorio.
En 1876 la compañía del ferrocarril fue comprada por una empresa inglesa y el gobierno le otorgó importantes privilegios, exonerando impuestos para favorecer su desarrollo.
Hacia 1880, había 287 Km de vías férreas, aumentando progresivamente hasta unir los puntos más alejados del territorio. En 1886, se inauguraba un puente sobre el río Negro, fundamental para la unificación del territorio .De esta manera, se posibilitó el traslado más rápido de los efectivos militares que podían enfrentar alzamientos revolucionarios.

CORREO
En 1877 el correo fue estatizado, creándose la Dirección y Administración General de Correos, con más de 200 agencias en todo el país. De esta forma, se dio un golpe al aislamiento del interior, organizando un servicio de alcance nacional.

JUSTICIA
La justicia se transforma en un organismo más eficaz y técnico. Los Alcaldes Ordinarios que eran los principales magistrados departamentales, fueron sustituidos por Jueces Letrados Departamentales. Además se crean varios códigos, como el Código de Procedimiento Civil (obra de Joaquín Requena) el Código de Instrucción Criminal (obra de Laudelino Vázquez)) ambos realizados en 1878, y el Código Rural.
En 1879 se creó el Registro del Estado Civil, por lo que el Estado controló el registro de nacimientos, defunciones, matrimonio, legitimaciones y reconocimientos, desplazando a la Iglesia, que solía hacerlo.
También se creó el Registro de Embargos e Interdicciones Judiciales.  
En 1885, se aprobó la ley de Matrimonio obligatorio, en el gobierno de Máximo Santos, por el cual sólo se reconocía como legítimo al matrimonio celebrado ante la ley; también se creó la ley de Conventos, cuya creación debía ser autorizada por el Poder Ejecutivo.
Durante estos años se crearon nuevos departamentos: Río Negro (1880), Rocha (1884), Rivera, Artigas, Treinta y Tres (1885) para disminuir las dimensiones territoriales de los departamentos existentes y mejorar su gobierno y administración.

AFIRMACIÓN DE AL PROPIEDAD PRIVADA
SEGURIDAD Y ORDEN EN LA CAMPAÑA
La campaña, principal fuente de riquezas del país, mereció especial atención durante el gobierno de Latorre.
La Constitución de 1830 mencionaba a la propiedad privada como sagrada e inviolable, pero la autoridad del Estado había sido débil frente a las guerras civiles, despojos, entre otros.
Mientras los poseedores de tierras podían aumentar sus campos, no se preocuparon por establecer el derecho de propiedad, pero ahora, los sectores más evolucionados de la clase rural quería racionalizar sus explotaciones, la cual exigía inversiones elevadas. Había que asegurar el pleno goce de la propiedad privada. Para lograrlo se tomaron varias medidas. 
CÓDIGO RURAL
Fue una pieza fundamental para las transformaciones del medio rural. Redactado por la Asociación Rural del Uruguay, y aprobado sin discusión, en enero de 1876, pero fue durante el gobierno de Latorre que se puso en práctica.
La gran preocupación de los redactores del código, era regular la situación de los propietarios de tierras y ganado, ya que existían los grandes latifundios, y los estancieros con minifundios y excesiva cantidad de ganado.
Para asegurar la propiedad sobre la tierra, se recurría al deslinde, amojonamiento, facilidades para el alambramiento, además de inscribir el título de propiedad del terreno con las medidas del mismo, registrado por las autoridades departamentales.
En cuanto a la propiedad sobre el ganado, se dispuso la marcación obligatoria del ganado vacuno, y el señalamiento del lanar, prohibiendo las marcas iguales. Se exigió el uso de guías para el traslado de animales de un departamento al otro, hacia Brasil y hacia los saladeros del litoral o Montevideo.

SEGURIDAD DEL CAMPO: El abigeato mereció atención especial, considerándolo un delito, y se le aplicaba fuertes multas o se pagaba con cárcel.
En cuanto a las condiciones de trabajo, el peón debía presentar un contrato ante un Juez de Paz, y no podía desligarse de su tarea hasta la fecha indicada; pero el patrono, si podía despedir al peón.
También se tomaron medidas drásticas para terminar con la inseguridad en el campo, apoyándose en el ejército y la policía.
Para terminar con la criminalidad, se realizaban ejecuciones sin juicio, enrolamientos forzosos en el ejército o se enviaban los presos al taller de adoquines, que se encontraba en la actual calle Yi, en Montevideo, donde se realizaban trabajos pesados obligatorios, como confeccionando adoquines que servían para empedrar las calles y caminos de la ciudad
"El taller era considerado el terror de la campaña, preferían morir antes que pasarse los meses labrando piedra" (Eduardo Acevedo)
El Presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Domingo Ordoñana, afirmaba en 1877: "Va siendo habitable la campaña...se van resolviendo los problemas de seguridad en al vida y en la sociedad (...) Hoy el estanciero se respeta, el capataz obedece, el peón trabaja y la familia economiza (...) ¿Cómo no ha de estar prestigiada una era semejante".
ALAMBRAMIENTO
El proceso de alambramiento de los campos es había iniciado antes del militarismo, pero fue a partir de 1876 que adquirió un ritmo vertiginoso. Con este sistema se transformaba la estancia tradicional o cimarrona en estancia-empresa.
En el país ya existían los llamados cercos muertos: piedra, terrón, tapias, maderas secas, y los cercos vivos: como árboles y arbustos.
Es así, que los cercos de alambre tenían mayores ventajas, ya que la piedra, por ejemplo, solo podía emplearse en los lugares donde existía con abundancia, además el alambrado ocupan menos espacio, se construía rápidamente y  no dejaba menos huecos por donde se escapaban los animales.
Se procuró importar alambre sin impuesto para facilitar el cercamiento, tanto que en 1882 el 64% de las estancias del país estaban alambradas
Las consecuencias fueron muchas:
-afirmó la propiedad privada
-permitía establecer lo límites de los campos con claridad.
-ahorraba mano de obra, se necesita menos personal para tareas como rodeo o el cuidado del abigeo (robo de ganado).
-favorecía el cuidado de los animales mestizados, la alimentación y defendía al ganado de los extraños en los campos.
Una gran consecuencia negativa, fue la desocupación rural, llamada "tecnológica" porque las tareas de los peones fueron suplidas por el alambre. La décima parte de la población rural quedó sin empleo. Los expulsados de las estancias se establecieron en rancheríos o "pueblos de ratas" o emigraron a Montevideo.
CAMBIOS FINANCIEROS
Cuando llega Latorre al gobierno había una grave crisis monetaria (emisión de billetes sin respaldo en oro), lo que había obligado al establecimiento del curso forzoso. El gobierno se hizo cargo de la emisión, disponiendo la quema de esos billetes a medida que llegaban a las arcas del estado, admitiéndolos como pago de impuestos.
En 1876, se adoptó el patrón oro disminuyendo de esta forma el bimetalismo, reservando el uso de al plata solo para pagos menores.
En cuando al problema de la deuda pública, Latorre devolvió confianza a los acreedores, regularizando el servicio de pago, esto permitió mejorar el prestigio internacional del país y permitió la reanudación en 1879 de las relaciones diplomáticas con Gran Bretaña interrumpidas por esta causa en 1871.
La reducción del presupuesto del Estado fue encarada bajando sueldos, eliminando jubilaciones y pensiones de empleados públicos y del regimiento de cazadores y también con la desaparición de muchos cargos públicos.
Esto perjudicó a las clases sociales más humildes y benefició a las clases altas.

REFORMA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA
El proceso de modernización tuvo en la Reforma Escolar de José Pedro Varela, una de las manifestaciones más trascendentes.

Varela viajó a Europa y Estados Unidos a los 22 años (1867) recibiendo el impacto de las nuevas corrientes pedagógicas y recibió el influjo de la corriente filosófica del positivismo
A su regreso, funda la "Sociedad de Amigos de la Educación Popular" ayudado por Elbio Fernández, Carlos María Ramírez, Emilio Romero y Agustín de Vedia, entre otros.
Desde entonces comenzó su lucha para transformar el régimen escolar del país, siendo clave democratizarla, llevándola a todo el país.
Paradójicamente, fue el gobierno dictatorial de Lorenzo Latorre, el que lo llama para formar parte de la transformación más importante de la educación.
Aunque muchos amigos de Varela, en especial Carlos María Ramírez, desaprobaron la decisión de colaborar con una dictadura, pero José Pedro entendió que esta era una oportunidad para reformar la educación y justamente eso eliminaría los gobiernos dictatoriales en un futuro; ideas que se las dijo personalmente a Latorre.
Con su esposa Adela Acevedo
El 24 de agosto de 1877 se aprobó el decreto-ley de Enseñanza Común, consagrando el proyecto de José Pedro Varela, con sus tres principios básicos: gratuidad, obligatoriedad, laicidad.
Se pudo establecer que la educación fuera gratuita reforzando las fuentes de recursos que sostendrían a al escuela pública.
La obligatoriedad de la educación fue el pilar fundamental de esta reforma, pero en cuanto al laicismo, se tuvo que esperar y dejar que el catolicismo fuera enseñado a los alumnos cuyos padres así lo quisieran.
De esta forma, Varela crea un sistema educativo, fue un fundador, más que un reformador, Seleccionó al personal docente con amplia participación a la mujer, procuró una descentralización administrativa, inició la publicación de la "Enciclopedia de la Educación" y de los "Anales de Instrucción Primaria" necesarios para el estudio de los docentes.
Impulsó la construcción de escuelas, fabricación de material didáctico y la traducción de textos de estudio.
Lamentablemente, José Pedro Varela muere en 1879, a los 34 años, dejando su puesto de Inspector Nacional, a su hermano Jacobo.
"La escuela es la base de la república y la educación la condición indispensable de la ciudadanía".


Fuentes: -Historia uruguaya 7. El Uruguay de la modernización 1876-1906. Enrique Méndez Vives.
              -Libro de historia de 3er año. Editoria Santillana.
              -Libro de historia de 3er año C.B.U

sábado, 1 de junio de 2013

SÓCRATES


El filósofo Sócrates nació en Atenas en el día 6 del mes Targelión, hacia el año 469 a 470 a.C. Considerado un pilar básico del pensamiento occidental, a partir de la influencia de fuentes orientales y de las ideas de los antiguos griegos que inspiraron sus doctrinas sobre el destino humano, el tiempo y el cosmos.

Durante su infancia, Atenas disfrutaba de todo su esplendor y ya había sentado las bases de su imperio marítimo. Su madures coincidió con el gobierno de Pericles, época conocida como el siglo de oro de Grecia
Atraídos por el esplendor de Atenas, llegaban a la ciudad desde todas las regiones los personajes más eminentes de la Hélade y se reunían en el ágora de la ciudad. 

Perteneciente al demo de Alopece, algunos creen que de una familia humilde y otros dicen que era una familia acomodada. Lo seguro es que su padre fue Sofronisco, un escultor y su madre Fenaretes se la describe como comadrona, aunque no en el sentido que tiene esa profesión actualmente. Se le ha dado alguna comparación entre el oficio de su madre y su actividad filosófica,  pues ayudó a con su método a "dar a luz" a las ideas.

Sócrates recibió una educación tradicional en literatura, música y gimnasia. Más tarde se familiarizó con la retórica y la dialéctica de los sofistas, las especulaciones de los filósofos jonios y la cultura griega general de la Atenas de Pericles.  
Durante la guerra del Peloponeso contra Esparta, sirvió como soldado de infantería con gran valor en las batallas de Potidaea en el 432-430 a.C donde salvó la vida a Alcibíades, en Delio en el 424 a.C y Anfípolis en el 422 a.C.

Sócrates era de pequeña estatura, vientre prominente, ojos camaleónicos y nariz exageradamente respingona, su figura era motivo de burlas. Alcibíades lo comparó con los silenos, los esclavos ebrios y lascivos de Dionisio. Platón consideraba digno de ser recordado el día que se lavó los pies y se puso sandalias o cuando permanecía descalzo durante sus largas caminatas. El sofista Antifón decía que ningún esclavo querría ser tratado como él se trataba a si mismo. 
Llevaba siempre la misma capa, hiciera o no calor, y comía y bebía lo más barato. Pero lo sorprendente es que un hombre así acabara siendo considerado por los griegos, quienes creían que la belleza armoniosa se reflejaba en la armonía del cuerpo, fuera considerado como modelo de decoro filosófico.

De su vida sentimental se sabe poco, se cree que tuvo 3 hijos, dos con una mujer desconocida y uno con su esposa Jantipa, los dos primeros hijos se llamaban, Sofronisco y Menèxeno, estos hijos se los pasó a su esposa para que los cuidara y tuvo un hijo con ella llamado Lamprocles, aunque algunos autores creen que Jantipa era la madre de todos los hijos de Sócrates. Jantipa era de noble familia y se supone que trataba muy mal al filósofo, de ahí que los romanos apodaban a las mujeres de mal carácter como "jantipas

Desde muy joven tuvo revelaciones y señales que lo mantenían en un estado de trance por mucho tiempo.
En esa época las corrientes de pensamientos, que hasta ese momento se centraban en el cosmos comenzaban a orientarse hacia el conocimiento del hombre.

A Sócrates lo conmovió la idea de Anaxágoras cuando se refería a la inteligencia como causa de la ley natural, y se interesó por saber la forma en que opera en el Universo para ordenar todas las cosas.
Pero la explicación de Anaxágoras lo desilusionó por lo que decidió hacer su propia investigación sobre ese tema, abandonando el estudio de la filosofía cosmológica.
Se convirtió así en un irónico filósofo moral con la misión de buscar la verdad.

Sócrates supo rodearse de la personajes más influyentes del momento así como de un nutrido círculo de alumnos a los que gustaba cuestionar continuamente sus creencias y certidumbres. Este continuo "aguijonear" a todos le situaría finalmente en una situación tan controvertida y arriesgada que le llevó a su condena a muerte por el Tribunal de los Quinientos.
                                              Muerte de Sócrates del escultor Antokolski 

En el año 399 a. C. Sócrates fue acusado por el gobierno de no honrar a los dioses que la ciudad adoraba, transmitiendo otras prácticas y de corromper a los jóvenes fomentando en ellos el espíritu de crítica sobre las características del sistema democrático ateniense; y como consecuencia fue condenado a la pena de muerte.
Sócrates renunció al destierro y prefirió ser su propio defensor en el proceso, exponiendo sólo los hechos y sin aprovechar los méritos por sus servicios en el ejército como atenuantes ni tratar de influir en el jurado con sus obligaciones con su esposa e hijos.
Sus amigos intentaron convencerlo de que huyera al extranjero aprovechando una celebración religiosa que demoró un mes la ejecución pero él no aceptó, prefiriendo morir a renunciar a sus principios.

Empieza el alba, la nave de Delos llegaba Fedón el discípulo más ilustre y querido de Sócrates, fue el primero en llegar al ágora de Atenas, punto de reunión de los condiscípulos para despedir en la cárcel, quien fuera en ese momento, su gran maestro, y poder estar con el en su ultimo día de vida terrenal. Uno por uno van llegando con la tristeza de saber que verán por ultima vez a su filosofo. El bueno de Apolodoro, Critóbulo y su padre el rico y generoso Critón, Hermógenes y Epígenes; el cínico Antístenes, que tanto aprenderá en ese día; Ctesipo y Menéxeno; Simias, Cebes y Fedondas, los tres tebanos; Euclides y Terpsión; megarenses ambos, el primero creador de esa escuela que sirvió de cenáculo a los socráticos en el momento de miedo y cobardía que siguió a la muerte del maestro. Todos están allí. Faltan tal vez algunos cobardes. Platón estaba enfermo y no pudo acudir.

Lo encuentran como era ya una costumbre, sentado en el habitáculo de la prisión, pero esta vez estaba desatado pues en su ultimo día, el reo recibe consideraciones especiales. Se frota las piernas, adoloridas por las cadenas que ha soportado en la prisión todo el tiempo en espera de la ejecución de la sentencia

Su mujer Jantipa, que tenía a su hijp más pequeño en brazos, sentada junto a él, rompía en gritos al ver entrar a cada uno de sus amigos. Sócrates no puede verla sufrir más y le ruega a Critón que se la llevasen. Hay que observar que esta conducta no era entonces tan dura como nos parece a nosotros, ya que la mujer distaba de estar a la misma altura social que el marido, y, por otra parte, bastaba con que los amigos llegasen para que la mujer desapareciera, conforme a las costumbres de los atenienses.

Sócrates se incorporó en su asiento, apoyó los pies en el suelo y mirando con estima y afectividad a sus discípulos empieza su acostumbrada conversación y doctrinaje. Esta actitud del maestro, muy común en él, y en este caso se trataba nada menos de no confundir la buena disposición que el tenía para el encuentro de la muerte con el suicidio.  

Sócrates estaba aquí, como en todo lo demás de su vida, en un equilibrio tan difícil, que resultaba incomprensible aun para sus más fieles discípulos. En el fondo, su filosofía consistía esencialmente en ese desprecio del instinto que nos liga desesperadamente a la vida. 

Cuando le preguntan acerca del entierro, Sócrates dice una frase alada como una flecha: «Como queráis, que no me escaparé de vuestras manos.» Los discípulos sienten crecer su asombro. Sócrates habla de sus funerales con una calma y una naturalidad que están bien lejanas de los lamentos de los héroes homéricos. 

Una de las frases que Sócrates dijo después de ser condenado a muerte: «Vosotros salís de aquí a vivir; yo, a morir; Dios sabe cuál de las dos cosas es mejor.»

Solo una pequeña leyenda brota sobre la ignorada tumba de Sócrates. Se cuenta que un muchacho espartano llegó a Atenas lleno de devoción hacia Sócrates. Cuando se hallaba ya a las puertas de la ciudad, supo que Sócrates había muerto; preguntó entonces por su tumba, y cuando se la señalaron, después de hablar con la estela y lamentarse, esperó la noche y durmió sobre ella. Antes de que amaneciera del todo, besó el polvo de la tumba y se volvió a su patria.
                                           Hacer click aquí para leer la Apología de Sócrates

Sócrates cría en la superioridad de la discusión sobre la escritura, por lo que no dejó nada escrito y pasó parte de su vida de adulto en los mercados y plazas públicas de Atenas. Apreciaba mucho la vida y alcanzó popularidad social por la viva inteligencia y un sentido del humor agudo desprovisto de sátira o cinismo.

No escribió ningún libro ni fundó una escuela regular de filosofía. Todo lo que se sabe con certeza sobre su personalidad y forma de pensar se extrae de los trabajos de dos de sus discípulos más notables Platón y el historiador Jenofonte. 

Conversaba con la gente, ponía en juego la ironía, que fingiendo ignorar, interrogaba. Así como la mayéutica o arte de llevar a sus interlocutores a dar por si mismo con la verdad. En sus conversaciones, mas bien que transmitir una verdad, insistía a sus discípulos a que indaguen por si mismo, y que en sus reflexiones, aprendan a buscar el camino de la investigación y de la exactitud, si es que esta ultima existiera como verdad absoluta.

La enseñanza socrática es el aprendizaje de un método para buscar la verdad, y su preocupación, es la formación moral del ciudadano. Cree que no hay malos a sabiendas, es decir, que quienes obran mal lo hacen creyendo que es el bien. 



Fuentes:  http://www.academiasocrates.es/socrates/V-zubiri.php

              AA.VV

              Imágenes de Google