sábado, 22 de octubre de 2011

Antigua Grecia

La Antigua Grecia es considerada como la cuna de la civilización Occidental. Los griegos aportaron grandes innovaciones especialmente en política, filosofía, ciencia y arte. Pero a pesar de su magnífica civilización, compartían rasgos comunes con otras culturas de su época, ya que los griegos también tenían  una sociedad esclavista, donde la mujer estaba relegada a un plano inferior, y donde la guerra era una costumbre, quizás esa fue una de las razones para su decadencia, quedando luego bajo el completo dominio del Imperio Romano en el Siglo II a. C.
ESPACIO GEOGRÁFICO
En la antigüedad, el país que hoy conocemos como Grecia, ocupaba un lugar más extenso, distinguiéndose  tres regiones diferentes:
  • PENÍNSULA BALCÁNICA
  • ISLAS DEL MAR EGEO
  • COSTAS DE ASIA MENOR 
Territorio Antigua Grecia
Territorio Grecia actual
La gran riqueza de Grecia está en los mares que la rodean, el Jónico al sudoeste, el Mediterráneo al sur, y el más especial para ellos, el mar Egeo, al este, lleno de bahías y golfos, lo que hacía que ninguna polis esté situada a más de 100 Km del mar. El Egeo es un mar ideal para la navegación, con grandes puertos y un clima agradable, agua azul transparente. El mar era el centro de la vida de los griegos.
En cuanto al suelo griego, este es pedregoso, con un 80% de altas montañas, y profundos valles. El clima es seco, con inviernos fríos y temporada de lluvias. Los veranos son cálidos, sin lluvias, con cielo azul y aire limpio.
Al ser un suelo montañoso y pedregoso, hace que sea poco fértil, por lo que es preferible criar ovejas y cabras. En los valles, con montes naturales, es donde es posible cultivar cereales, vid y olivo, ya que son apropiados para los terrenos secos. La dificultad mayor es poder hacerse de agua, dada la falta de arroyos.
El subsuelo de Grecia cuenta con un poco de hierro de escasa calidad, cobre, y algunas regiones tenían oro, y plata. Lo que se poseía en abundancia era mármol de gran calidad, en especial de las canteras del Pantélico, en el Ática.

LOS ORÍGENES
LA CIVILIZACIÓN CRETENSE O MINOICA (2700 -1400 A.C.)
Al sur de la península Balcánica, en la Isla de Creta, se originaron los primeros poblados de la región hacia el 6000 a. C.. Hacia el 2000 a. C. se crearon las primeras ciudades cretenses, construyendo fabulosos palacios, ricamente decorados y sin amurallas, como los de Cnosos, Festos, Mallia y Hagia Triada, desde donde gobernaban cada uno de los numerosos reyes que mandaban sectores diferentes de la isla, conocidos como Minos, de ahí que se llame civilización Minoica.
Esos palacios eran a su vez, centros de almacenamiento y redistribución de alimentos. Para registrar esos productos, los funcionarios crearon un sistema de escritura, aún no totalmente descifrado, denominada por los arqueólogos como lineal A.
Los restos del palacio de Cnosos fueron desenterrados por el arqueólogo inglés Arthur Evans. Era un edificio rodeado de terrazas, casas y calles pavimentadas. En su interior se destacaban frescos y dibujos exuberantes, relacionados con la vida marina y el culto al toro. Destacan asimismo los juegos taurinos, donde unos acróbatas se lanzaban sobre un toro, al que previamente provocaban, para evitar la embestida. También es famosa la leyenda del Minotauro, un monstruoso con cabeza de toro que fue muerto por el héroe Teseo, hijo del rey Egeo del Ática, y que simbolizaría la caída de Creta.
Los cretenses se destacaron como expertos navegantes, lo que les permitió un gran desarrollo comercial (talasocracia), al dominar las rutas del mar Mediterráneo Oriental.
Hacia el año 1400 a. C., un desastre natural, la erupción del volcán Santorín en la isla de Thera, o un terremoto, afectó considerablemente a Creta, lo que favoreció a la invasión de los aqueos, un pueblo proveniente de la Grecia Continental, quienes se apoderaron del palacio de Cnosos y desde allí dominaron toda la isla. Sin embargo, éstos serían absorbidos por los elementos culturales cretenses, sentado las bases de la civilización micénica o cretomicénica.

LA CIVILIZACIÓN MICÉNICA O CRETOMICÉNICA (1600 - 1100 A.C.)
Los primitivos habitantes de Grecia, los pelasgos, fueron invadidos en el segundo milenio a. C. por los aqueos, pueblo indoeuropeo que utilizaba armas de bronce y carros de guerra, proveniente de Europa Central. Durante 400 años aproximadamente se dedicaron a asimilar la civilización cretense, enriqueciéndose con la aportación cultural de los minoicos.
Alrededor del 1600 a.C. comienza a expandirse una nueva civilización que se llamará Micénica, debido a descubrimiento de la ciudad de Micenas por el alemán Heinrich Schliemann. Su gran tamaño coincide con la idea de Homero de que esta ciudad era poderosa por obra de su rey Agamenón, el general en jefe de las tropas griegas en la Guerra de Troya. Según Homero esta guerra se produjo tras el rapto de Helena de Esparta por el príncipe troyano Paris. Esta guerra es narrada en los poemas de La Ilíada y La Odisea de Homero.
Los centros urbanos se basaban en casas a modo de celdas denominadas mégaron. Destacan los palacios que junto a la ciudad estaba protegida por muros “ciclópeos”, como el de Tirinto, o las gruesas murallas de Micenas con la Puerta de los Leones como acceso al complejo amurallado.
Desarrollaron un tipo de escritura conocida como lineal B, inspirada en la cretense. El fin de ésta civilización llegaría por las invasiones de pueblos indoeuropeos como los dorios, jonios y eolios, hacia el 1100 a.C.

LOS SIGLOS OSCUROS O "TIEMPOS HOMÉRICOS" (Siglos XII – VIII a.C.)
Homero
Hacia el siglo XII a.C. el Mediterráneo Oriental se vio irrumpido por invasiones de los dorios. Una El desplazamiento masivo de estos pueblos de Europa Central, se debió al crecimiento demográfico, provocando el traslado en cadena de otros pueblos. Los dorios, poseedores de la tecnología del hierro, invadieron y destruyeron la poderosa civilización micénica. Tras ello, las fortalezas aqueas de la Argólida y Laconia, en el Peloponeso, se convirtieron en centros de poder dorio, extendiéndose luego por las Cícladas, Creta, Chipre y la costa suroccidental del Asia Menor. Además del hundimiento de la civilización micénica, sucedieron una fragmentación política, la aparición de marcadas diferencias económicas entre los territorios de la península griega, la decadencia del sistema monárquico y el ascenso de una aristocracia rural que basaba su predominio en la propiedad de la tierra, las cosechas y el ganado.
Los datos arqueológicos de estos siglos son tan escasos, que la mayoría de los datos que se tienen de ese entonces han sido tomados de los poemas de Homero, conocidos como La Ilíada y la Odisea.

SOCIEDAD
En estos tiempos la sociedad se dividía en privilegiados y no privilegiados.
-Privilegiados:
  • ARISTOI: que significa "la mejor gente". Son nobles y tienen el poder económico, militar y político. Se agrupan en genos: grupos de familias emparentados entre si por antepasados en común. Tenían como propiedad el Oiko: (unidad autosuficiente) eran las tierras más fértiles de Grecia. Poseían Areté: virtudes de guerrero, fuerza, valentía, honor.
-No privilegiados:
  • PEQUEÑOS PROPIETARIOS: (campesinos) poseían las tierras menos fértiles, en las zonas montañosas. Podían quedar esclavos por deudas.
  • DEMIURGOS: eran todos aquellos que hacían tareas ajenas a la agricultura, como los médicos, artesanos, adivinos.
  • THETES: (jornaleros) trabajan las tierras del noble y reciben un pago por el día.
  • ESCLAVOS: muchos eran por deudas y algunos pocos eran  prisioneros de guerra.
LAS POLIS
Después de las invasiones dorias, y aproximadamente en el siglo VIII a.C, los griegos comenzaron a organizarse en Polis, que generalmente se traduce como ciudades-estados, políticamente independientes entre ellas.
El suelo montañoso griego influenció en que las polis se situaran en su gran mayoría en territorios costeros de difícil acceso y en valles que estaban rodeados por montañas, por lo que apenas había comunicación entre las diferentes polis. De ahí que pudieron desarrollarse ciudades tan diferentes entre sí como lo eran Atenas y Esparta.
Quizás los dorios eligieron esos lugares de difícil acceso para poder defenderse de sus enemigos, por lo que elegían sitios en lo alto de las colinas donde edificaban una ciudadela rodeada de murallas llamada Acrópolis (acro: alto, polis: ciudad) allí se ubicaban las autoridades y los centros religiosos. A medida que iba creciendo la población, se iban ubicando alrededor de la acrópolis, hasta llegar a los pies de la colina, a la que se llamaba asty.
Cada polis era de una extensión reducida, entre 200 a 1500 Km², comprendiendo, la ciudad, la campaña de su alrededor y las aldeas; cada polis tenía un puerto, vital para pesca, comercio y comunicación. También estaba el Ágora, era una plaza, un lugar muy importante, porque además de los intercambios comerciales, también se reunían para discutir todo lo relativo a la polis. Además estaba el teatro, ubicado en las laderas de las colinas.
Cada polis tenía sus propias leyes, monedas diferentes, gobiernos y ejércitos distintos. Pero todas los habitantes de esas ciudades poseían la misma lengua (el griego) y la misma costumbres y adoraban a los mismos dioses, más allá de que cada polis tenía sus dioses particulares, además compartían el sentimiento de pertenecer todos ellos a un mismo lugar geográfico: la HÉLADE, por ello lo que nosotros conocemos como griegos, ellos se identificaban como Helenos. El nombre oficial en la actualidad de Grecia es República Helénica.

                EN GRECIA EXITÍA UNIDAD CULTURAL PERO NO UNIDAD POLÍTICA
- Los jefes o gobernadores de estas ciudades eran los dueños de grandes extensiones de tierras. El resto de los habitantes eran pobres campesinos. Por lo tanto, el poder estaba en manos de unos pocos ricos. A esta forma de gobernar en las que unos pocos tienen todo el poder se le llama Oligarquía.
- Ese grupo de privilegiados ricos, se llamaban a sí mismos "los mejores" (que en griego se dice "aristoi"); por eso decimos que era un gobierno aristocráticos u oligárquico.
- Estos señores, dueños de las tierras, eran los más ricos y los mejor armados en las guerras pues sólo ellos tenían dinero para comprar un carro de combate. El resto de la población de la polis estaba formada por los campesinos, sin protección ni derechos.

LA EXPANSIÓN O COLONIZACIÓN GRIEGA (Siglos VIII al VI a.C)
Entre los siglos VIII y VI a.C los griegos de distintas polis emprendieron un proceso de expansión  llamado Colonización. Gracias la gran comunicación marítima, los griegos fueron perfeccionando sus naves y empezaron a organizar colonias por el mar Egeo, el mar Negro y finalmente por todo el mar Mediterráneo, conociéndose a toda esa extensión territorial como Magna Grecia, es decir la Gran Grecia.
Cada polis organizaba una empresa para fundar una colonia en otras tierras, formada por algunos centenares de personas, los cuales eran dirigidos por un jefe que sabía los ritos de fundación de la nueva polis. Antes de partir se consultaba al Oráculo de Delfos, el que aconsejaba el lugar más adecuado para ubicar la nueva colonia. 
Esta nueva colonia era similar a la ciudad de origen de los pobladores, la metrópolis (ciudad madre), ubicándose en los lugares elevados para una mejor defensa.  Allí se mantenía el culto a las mismos dioses, y se hablaba el mismo idioma, pero eran absolutamente independientes en lo político.
De esta manera se extendió la cultura griega por todo el mar Mediterráneo. Los griegos enseñaron a esos nuevos lugares sus costumbres, su lengua, sus dioses, su forma de gobernar, su arte, entre otras cosas, a eso se le llamo Helenización del Mediterráneo.

 

CAUSAS DE LA COLONIZACIÓN: Fueron muchas las razones que los griegos tuvieron para emprender estos viajes de colonización, entre ellos están:
- Falta de tierras fértiles para cultivar. Recuerda que sólo los más ricos podían tener las mejores tierras, y aquellos que se endeudaban podían quedar como esclavos por deudas.
- Aumento de la población, lo que unido a la poca cantidad de tierras fértiles provocaban que hubiera poca comida para la mayoría de la población de las polis.
- El sistema de herencias hacía que solo el primer hijo varón pudiera recibir los bienes de su padre, por lo tanto los demás hijos debían ganarse la vida de otra forma.
- Los vencidos en luchas políticas.
-También habían quienes los hacían como una novedad o afán de aventura

Se puede decir que existen dos etapas en la colonización griega. El primer período entre el 775 al 675 a.C correspondió a una colonización espontánea, sobre todo agrícola, que buscó tierras fértiles. Estas colonias se ubicaban en el interior para obtener las mejores tierras cultivables, pero no perdieron el contacto con el Mediterráneo.
En la segunda etapa de la colonización que se extendió hasta el 550 a.C, se profundizó el carácter comercial, si bien las empresas siguieron siendo agrarias, el comercio se transformó en la principal actividad colonial. Se trataba de colonias de explotación más que de migración como habían sido las primeras

COSECUENCIAS: En la segunda mitad del siglo VI a.C, la colonización se detuvo, entre otras causas, por el hecho de que aparecieron nuevos competidores en el Mediterráneo como fueron los cartagineses y los etruscos. Pero todas estas colonias griegas en el Mediterráneo provocaron grandes cambios también para Grecia.
El aumento del comercio entre las colonias y las metrópolis fue significativo. Desde las colonias partían hacia la metrópolis toneladas de granos de trigo y cebada, justo los alimentos que hacían falta en grandes cantidades en Grecia, y al ser baratos ayudó a terminar con las hambrunas, pero también arruinó a algunos agricultores locales, porque lo que ellos vendían eran de menor calidad y más caros, por lo tanto no podían competir con los traídos desde las colonias. También llevaban estaño y hierro para armas y herramientas. Todo esto llevó a que se desarrollara la navegación, con embarcaciones más amplias y se mejoraron los puertos.  
Mientras tanto en Grecia, los más ricos se dedicaron a cultivar vid y olivo, y vender sus derivados en las colonias, a un mayor precio, y capaces de ser comerciados en tierras lejanas como eran el vino y el aceite de oliva. Esto a su vez provocó que los artesanos se enriquecieran porque las vasijas para contener estos productos se necesitaban cada vez más.
Estas actividades comerciales, y la aparición de la moneda como medio de transacción, ayudaron a la formación de nuevos ricos, quienes cada vez exigían más derechos, aquellos que antes sólo tenían los nobles.
Esa movilidad trajo una profunda crisis social. Al parecer los ricos eran los mejores preparados para tantos cambios, ya que podían costear las embarcaciones y tenían las  mejores tierras, pero no todos ellos tenían el espíritu de empresa y siguieron dependiendo de las mismas tareas agrícolas.
Dentro de los más beneficiados estaban los campesinos libres que exportaban sus productos y también se enriquecieron los artesanos con sus vasijas.
Pero los que sufrieron enormemente fueron los pequeños campesinos que no tuvieron suerte con sus cultivos y que además tenía la competencia de los granos de las colonias; también los pescadores y algunos marineros y aquellos artesanos que no podían contratar mano de obra esclava para que lo ayude en su tarea, vieron su calidad de vida desmejorar enormemente.
Los más favorecidos, los llamados por la aristocracia como "nuevos ricos", se dieron cuenta que su lugar en la sociedad no correspondía con su actual riqueza, por lo que al reclamar por sus derechos es que comenzaron las luchas civiles. Entre los reclamos de los enriquecidos por el comercio y la industria y por algunos artesanos estaban el de la participación en el gobierno y la publicación escrita de las leyes.


Fuentes: Pensar la Historia 1er Año
             Libro 1er Año C.B.U
             Cuadernos de estudio 3 Kapelusz

1 comentario:

  1. Hola,
    Si te gusta esta temática de la historia (y la historia en general), me gustaría invitarte a conocer la colección Breve Historia y su página de facebook, donde ahora sortean varias de sus novelas en primicia.
    Un saludo,
    https://www.facebook.com/brevehistoria

    ResponderEliminar