domingo, 26 de junio de 2011

Conquista y Colonización del Río de la Plata

La conquista del Río de la Plata se produjo bastante más tarde y de forma más lenta si la comparamos con la de México o Perú.
Las primeras motivaciones de los españoles para adentrarse en nuestro territorio era la necesidad de encontrar un canal interoceánico (Atlántico-Pacífico), pero este no se encontró, así como tampoco se halló los deseados metales preciosos, más allá de las noticias que hablaban de la supuesta Sierra del Plata.

EXPLORACIÓN DEL PLATA
El primer desembarco español en nuestro territorio lo realizó Juan Díaz de Solís en 1516, aunque en  1505 Américo Vespucio había inspeccionado la zona.
El viaje de Juan Díaz de Solís tenía como finalidad "inspeccionar las tierras que encontrase... por las espaldas de Castilla de Oro, é de allí en adelante, en una extensión de mil a setecientas leguas é mas si pudieres", según lo estipulaba la real capitulación del 24 de noviembre de 1514.Partió del puerto de Sanlúcar de Barrameda el 8 de octubre de 1514, al mando de 3 naves. Según el historiador José Toribio Medina, se han identificado como acompañantes de Solís: el contador Alarcón, el factor Marquina y los Pilotos Francisco de Torres, Juan de Lisboa y Rodrigo Álvarez, el maestre Diego García, el alférez Melchor Ramírez, el portugués Enrique Montes, un tal Juan o Jorge Gómez, el despensero Martín García, un marinero de apellido Rodrigo y el grumete Francisco Fernández o Francisco Del Puerto. Eran en total unos 60 hombres. Solís llegó a las costas del actual Brasil cerca del río Género, y se dirigió hacia el sur, pasó por la Isla de Lobos y entró en el estuario del Río de la Plata, al que llamó Mar Dulce, el que luego de su muerte se llamará Río de Solís y finalmente será denominado Río de la Plata, por Gaboto. Se supone que desembarcó en la zona del Montevideo, plantando una cruz en el Cerro, tomando posesión del territorio, aunque algunos autores lo dudan.
Juan Díaz de Solís se dirigió a explorar el río de la Plata, alcanzando una Isla que recibió el nombre de Martín García., en honor de su piloto que falleció y que fue enterrado allí.  Pero cuando desembarcó, cayó en una emboscada de indios, seguramente guaraníes, siendo rodeado y muerto. Murieron en total diez personas, Solís, 2 oficiales reales, 6 hombres y Francisco del Puerto, que fue capturado por los indios.
La expedición quedaba ahora al mando de Francisco de Torres, cuñado de Solís, quien se dirigió al Brasil, donde se perdió una carabela y quedaron 18 náufragos. De allí, los dos navíos restantes se dirigieron a España. Algunos cronistas (el milanés Pedro Mártir y Antonio de Herrera), afirmaron que Solís fue devorado por los charrúas o guaraníes. El investigador Pi Hugarte plantea que si tal cosa realmente ocurrió, los indios que mataron a Solís serían indígenas guaranizados y no Guaraníes propiamente dichos.

Luego de la muerte de Solís hubo un período en los que los descubrimientos en la zona llamada entonces Río de Solís, dejaron de atraer el interés. Pero el 20 se setiembre de 1519, las 5 naves de Hernando de Magallanes partían de San Lúcar en búsqueda de un canal entre ambos océanos. El 10 de enero de 1520 la flota de Magallanes alcanzaba el cabo Santa María y entraba al Plata. Los españoles divisaron varios grupos de Charrúas en las playas, pero estos se dispersaron tierra adentro.  La navegación de Magallanes bordeando la costa de nuestro país le llevó hasta un puerto seguro que "tenía una montaña, hecha como un sombrero". A este paraje, se le denominó "Monte Vidi", otros aseguran que Monte VI de E.O., que por deformación se transformó en el nombre de Montevideo. 

Gaboto
El 3 de abril de 1526 zarpaba de San Lúcar una expedición a cargo del veneciano Sebastián Gaboto, la cual llegó a nuestras costas el 21 de febrero de 1527. El 6 de abril, la flota anclaba frente a la isla de San Gabriel (actual departamento de Colonia), descubriendo luego un río que se bautizó "San Salvador" y fundando sobre sus costas un fuerte con el mismo nombre, fue el primer establecimiento español en nuestro territorio. El Capitán Juan Álvarez Ramón, uno de los hombres de Gaboto, exploraría el Río Uruguay con dos botes y una carabela. Debido a la hostilidad de los Charrúas, los españoles debieron abandonar San Salvador, retirarse a sus naves y abandonar nuestras costas en 1530, pero antes, Gaboto rebautizará el Río Solís como "Río de la Plata", debido a las riquezas que allí esperaba encontrar.

Pedro de Mendoza

Conquistar, y especialmente colonizar, la zona  del Río de la Plata no fue tarea fácil para los europeos. No sólo la falta de recursos sino también la hostilidad de los nativos americanos. Ya el viaje de Solís pesaba como antecedente de lo conflictiva que podía resultar esta zona para los europeos, y un claro ejemplo fue la primera fundación de la ciudad de Buenos Aires.
Pedro de Mendoza fue nombrado en 1534 Primer Adelantado, Gobernador y Capitán General del Río de la Plata, por el rey Carlos I de España, con el encargo de fundar al menos cuatro ciudades. Su expedición tenía más de mil doscientos hombres trasladados por catorce navíos, además de caballos y vacas que al escapar y reproducirse formaron las primeras manadas.
Mendoza fundó el 2 de febrero de 1535 la llamada Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Aire, muchos aseguran que su función no era la de convertirse en ciudad, sino que cumplir el motivos estratégicos en la defensa de la zona. El fuerte estaba construido en forma precaria, rodeado por un muro de tierra de 150 varas por lado y casi dos metros de alto, y una fosa con una palizada. En el fuerte había varios ranchos construidos de barro y paja, utilizados como viviendas, y cinco iglesias.
Con el correr del tiempo la población comenzó a diezmar debido a las enfermedades, los ataques indígenas, las peleas internas y, sobre todo, la imposibilidad de obtener una cantidad considerable de víveres. La zona estaba habitada originariamente por los querandíes, que comenzaron a atacar el fuerte causando numerosas muertes. Para abril de 1537 Mendoza envió a Juan de Ayolas hacia el norte, bordeando las costas del Río Paraná, con la misión de obtener víveres para el fuerte. Al morir Ayolas, la tarea quedó a cargo de Domingo Martínez de Irala, quién se dirigió al fuerte de Asunción.
Pedro de Mendoza, ya muy enfermo, dejó la expedición en manos de Irala, muriendo en el viaje de regreso a España en abril de 1537. Los Capitanes de Mendoza, Ayolas e Irala, ascendieron en Paraná y fundaron la ciudad de Asunción.
Se designa al Segundo Adelantado en 1540, Alvar Núñez "Cabeza de Vaca"pero fue destituído por Domingo Martínez de Irala, debiendo regresar a España.  En 1569, el Rey nombró al Capitán Juan Ortiz de Zárate como Tercer Adelantado, con una expedición de 600 hombres  que partiría en 1572, estableciéndose en San Gabriel.

La necesidad de Asunción de comunicarse con España, a través del océano Atlántico, llevó a una política de fundación de ciudades, a lo largo de los ríos. Así surgieron Santa Fe, Corrientes, y el 11 de junio de 1580 se refundó la ciudad de Buenos Aires. A esta política se le llamó “abrir las puertas a la tierra”.
El Río de la Plata quedaba así abierto a la comunicación atlántica.

Homenaje en el obelisco porteño
En la Banda Oriental del Uruguay también se fundaron poblaciones, como San Juan en 1542 (en la actual Colonia) y San Salvador en 1574 (en el actual departamento de Soriano). Pero estas poblaciones fueron abandonadas debido al problema de abastecimiento y la hostilidad de los indígenas.
Otras corrientes colonizadores del Río de la Plata, partieron de Chile y fundaron las ciudades de Mendoza, San Juan y San Luis. Desde Perú partieron colonos que fundaron Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Salta, Jujuy y la Rioja.
Los habitantes de la zona, fueron modestos y se dedicaron a la ganadería y a la agricultura. Esta región por carecer de metales preciosos fue considerada por las autoridades como “tierra de ningún provecho”.



Fuentes: Pensar la Historia 2do Año
             Imágenes de Google

10 comentarios: