lunes, 6 de abril de 2015

La Reforma Religiosa

La Reforma, fue la gran revolución religiosa del siglo XVI, comenzada en Alemania, que rompió la unidad de la Iglesia Católica creando otras religiones cristianas como la luterana, la calvinista y la anglicana, que son llamadas Iglesias Protestantes.
Hay una actitud diferente frente a la religión.

¿Por qué se produjo la Reforma?
La Reforma fue una expresión más del Renacimiento y de la nueva mentalidad del siglo XVI. El espíritu crítico y el deseo de renovar la Iglesia provocó, sin proponérselo, la ruptura de la unidad cristiana de Europa occidental. 
Desde la Edad Media y hasta comienzos del siglo XVI, la sociedad debía enfrentar guerras, hambrunas, epidemias constantes que mataban hasta el 30% de la población, por lo que el miedo a la muerte era una obsesión. El único refugio era la religión, que los salvaría de morir en pecado.

Observa las obras del alemán Hans Holbein el Joven  (1497-1543) ¿cómo veía a la sociedad de su tiempo?


Pero en esos momentos la Iglesia estaba pasando por una crisis importante, y la corrupción llegó a los cargos eclesiásticos que eran vendidos (simonía) ;
Ya no podía ser, de ninguna forma, mediadora entre Dios y el hombre, protectora, esta Iglesia corrupta que estaba detrás de casi todas las guerras y negocios de la época.

Además, se produjeron conflictos entre los papas y los emperadores, porque estos últimos querían aumentar su poder sobre la Iglesia y reducir los derechos del Papa.
Por último, podemos mencionar el espíritu de crítica del Renacimiento que, condenó el exceso de riqueza de la Iglesia.
Asimismo, la difusión de la Biblia, gracias a la invención de la imprenta, acercó “la palabra de Dios” a todos, no sólo a los sacerdotes.

MARTÍN LUTERO

Fue un monje alemán que inició la reforma religiosa al oponerse a la venta de indulgencias (posibilidad de librarse de los pecados a través de la compra del “perdón divino” de la Iglesia), y estableció que "sólo la Fe en Dios servía para salvarse y no las obras”.
En el año 1510, tras una visita a Roma, la capital religiosa, Martín Lutero, regresó profundamente decepcionado por la corrupción que vivenció respecto a la religión que él tan estrictamente observaba.
En 1517, contrariado por la venta de indulgencias, certificados papales que liberaban de toda culpa a sus poseedores a cambio de dinero, elaboró 95 tesis que colocó en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg. Esto provocó que el Papa León X lo declarara hereje y lo excomulgara (expulsar)  de la Iglesia.
Aquí un extracto de  las 95 tesis:
“Por qué el Papa cuya riqueza es mayor que la de muchos ricos no edifica al menos la Basílica de San Pedro con sus propios dineros, en vez de hacerlo con el de los pobres fieles. La indulgencia por la que los predicadores prometen grandes méritos, no tienen más que uno, el de entregar dinero. Hay que enseñar a los cristianos que lo que se da a los pobres o presta a los necesitados es mejor que ganar indulgencias”.

Cuestionó la autoridad del Papa y de toda la jerarquía de la Iglesia (papas, obispos, cardenales etc) y también dijo que la verdadera autoridad era la Biblia.
Redujo a tres los sacramentos: el bautismo, la comunión y la penitencia, y rechazó la creencia del pan y el vino como la carne y sangre de Cristo.
Afirmó que el hombre era “débil y pecador” y por lo tanto "El justo vivirá por la fe" y no por las obras que realice.
Propuso la libre interpretación de la Biblia y no la impuesta por la autoridad papal. Asimismo fue el encargado de traducir la Biblia al alemán.

Promovía el trabajo como espiritualidad, y forjado por la providencia, en contraposición con la Iglesia romana, que condenaba el desarrollo económico. Esto motivó que entre los sectores de la nueva burguesía la reforma encontrara sus más fieles adeptos.
Las ceremonias del culto luterano se realizan en el idioma de cada país y no en latín como en la Iglesia católica. Se niega el culto a la Virgen y a los Santos, así como las representaciones de temas bíblicos, pintadas o esculpidas. El único símbolo es la cruz, sin la imagen de Cristo.

Lutero coloca a la nueva Iglesia bajo la dependencia de los reyes y príncipes convertidos a su doctrina. Los Pastores serían nombrados por ellos y no se podría hacer ninguna modificación al culto o a la doctrina, sin la aprobación del jefe de Estado.
Coherente con sus ideas de aceptar el gobierno civil y el orden social, como impuestos por Dios e imposibles de desconocer sin atentar contra el Señor, apoyó a los Príncipes en su lucha contra el campesinado hostil. Los campesinos lo consideraron como traidor y el movimiento reformista perdió parte de su fuerza.

Finalmente, la Paz de Augsburgo(1555)  reconoce la división de Alemania según el principio “a tal príncipe, tal religión”, es decir, se dio a los gobernantes la libertad de decidir qué religión querían practicar. Los súbditos, por el contrario, estaban obligados a tener la misma religión que sus gobernantes, los desconformes debían emigrar a otras tierras, así se logró la coexistencia entre católicos y luteranos por lo que se oficializaba el rompimiento de la unidad cristiana que había existido hasta el momento.

JUAN CALVINO
A mediados del siglo XVI, cuando el luteranismo parecía perder impulso, fue otro reformador, el francés  Juan Calvino (1509- 1564), quien con poco más de 20 años, adopta los principios  de Lutero, tales como la negación de la autoridad del Papa, y la de considerar a la Biblia como única regla de fe y conducta. La Doctrina calvinista tiene aspectos en común con las de Lutero, pero difiere en el tema de la salvación.

Para Calvino, la salvación proviene de Dios, quien la otorga como gracia a un pequeño número de elegidos: es la doctrina de la predestinación. El destino de cada hombre está prefijado por Dios, por lo tanto las acciones del hombre resultan inútiles para lograr la salvación o la condenación. Pero a los que están salvados Dios los conduce por el buen camino. Los predestinados tienen inclinación a hacer buenas a hacer obras como signo de que han sido elegidos.
-La única fuente de fe es la Biblia, libremente interpretada por los fieles, la fe es el signo de la gracia divina y conduce a una vida piadosa y austera.
-Calvino acepta sólo dos sacramentos: bautismo y eucaristía o comunión. En esta se acepta la presencia espiritual de Cristo.

Juan Calvino fue un jefe religioso y político a la vez. Llevó su doctrina a la práctica en Ginebra creando allí un Estado que debía guiarse según los principios establecidos en el Evangelio. Esta ciudad se convirtió en la capital religiosa del calvinismo y se la llamó “República del Evangelio”. Se transformó además en un centro de formación de misioneros que difundirían las ideas calvinistas por Francia, Países Bajos, Escocia y algunas zonas de Alemania. La Iglesia era una organización a la que debían pertenecer obligatoriamente, todos los habitantes de la ciudad.
Se les impuso un modo de vida austero e intolerante, obligándoles a jurar fidelidad a la fe calvinista. Se prohibían los juegos de cartas y dados, fiestas y reuniones de más de veinte personas, vestidos de colores y ricas telas, comidas refinadas y abundantes, las bebidas alcohólicas, bailes, uso de joyas, insultos, malas palabras y teatro. A quienes no cumplían estas disposiciones se les aplicaban multas y prisión. El propio Juan Calvino muchas veces se encargaba de supervisar a los fieles.
La  austeridad también se reflejó también en el culto que consistía en oraciones, prédicas y cantos. Los templos debían tener las paredes limpias de imágenes y sólo admitía una Biblia sobre la mesa.

En cuanto a lo económico, Calvino fue más liberal que Lutero respecto a las prácticas capitalistas. Para él el crédito, banca, gran comercio, finanzas, son queridas por Dios y tan respetables como el salario de un trabajador. El pago de un interés por el capital es tan respetable como el pago de un alquiler. La prosperidad en los negocios era un signo de que el hombre que gozaba de ella estaba predestinado a la salvación. Estas ideas para algunos autores, favorecieron el desarrollo de la economía capitalista, impulsada por muchos burgueses que se adhirieron a la nueva doctrina.

Unos de las hechos más importantes del calvinismo tiene que ver con el optimismo que despierta la predestinación, ya que Dios eligió de antemano al grupo que se salvará, y también con el sentido revolucionario que contiene el principio de que hay que obedecer a Dios antes que a los príncipes y aún contra los príncipes. Esto último justificará los movimientos contra los monarcas católicos.

La Reforma en Inglaterra: ENRIQUE VIII
En Inglaterra fueron los reyes quienes llevaron a cabo la Reforma.
El clero y el Papado estaban desacreditados y humanistas como Tomás Moro propiciaban la reforma de la Iglesia pero sin apartarse de Roma.
Fue el rey Enrique VIII quien tomó la iniciativa de romper con el Papa y esto se debió a un motivo personal ya que en 1530 el rey Enrique quiso divorciarse de su primera esposa Catalina de Aragón  para casarse con Ana Bolena, dando como motivo de dicho podido el hecho de no poder tener un hijo varón para que heredera el trono.  Pero al negarse el Papa a anular su matrimonio el rey hizo votar al Parlamento el Acta de Supremacía (1534) donde se proclamaba al rey Enrique VIII como el “Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra”, desconociéndose así la autoridad del Papa. De esa manera pudo casarse con Ana Bolena, la quien tampoco pudo tener un hijo varón, y años más tarde fue mandada a asesinar acusada de infidelidad. Enrique se casaría otras cuatro veces más. La tercera de ellas, Jane Seymour, finalmente tuvo un varón pero ella murió 12 días después del parto.

Las consecuencias de estos cambios provocó fueron graves, por ejemplo, el humanista Tomás Moro que permaneció fiel al catolicismo fue ejecutado, además se suprimieron las órdenes religiosas y sus tierras y otros bienes pasaron al Estado.

Enrique VIII no modificó ni el dogma ni el culto de la Iglesia Católica. Su sucesor, su hijo, Eduardo VI permitió que se propagaran las doctrinas protestantes, fundamentalmente el calvinismo. Su hermana María Tudor, que lo sucedió en el trono tras su la muerte, reestableció el catolicismo y persiguió a los protestantes considerados herejes. A su muerte, Isabel I (hija de Ana Bolena) impuso a sus súbditos una mezcla de catolicismo y calvinismo que se llamará anglicanismo, no se le dio nunca el nombre de protestante.
Durante el reinante de Isabel I se estableció la doctrina anglicana en la que se establecía que la única fuente de fe era la Biblia; sólo admitía dos sacramentos como los calvinistas (bautismo y comunión). Se conservó el ceremonial católico, los sacerdotes y obispos podían casarse y se les exigía reconocer el Acta de Supremacía.
El jefe supremo de la Iglesia anglicana es el Rey (lo sigue siendo hasta hoy, es decir que la jefa suprema de la iglesia anglicana en la actualidad es la reina Isabel II).
Isabel I
Como el anglicanismo era una combinación de catolicismo y calvinismo, ni católicos ni calvinistas lo aceptaron, por lo que fueron perseguidos y muchos de ellos emigraron a otros países europeos y a América del Norte.
Los calvinistas ingleses que querían “purificar” a la Iglesia anglicana, de ahí el nombre de Puritanos, trataron de suprimir lo que  se conservaba del catolicismo. Rechazaron el Acta de Supremacía que colocaba a la Iglesia al servicio de la monarquía. Este grupo tendrá adeptos entre los parlamentarios quienes se opondrán al poder absoluto del rey durante el siglo XVII.
                                                            
De esta manera, el movimiento religiosos que comenzó con el alemán Martín Lutero, llevó al rompimiento de la unidad de la Iglesia, que en adelante se la conocerá como Católica (que significa universal), y surgen nuevas iglesias cristianas (ya que todas creen en la divinidad de Cristo) tales como el Luteranismo, Calvinismo y Anglicanismo. Con el correr del tiempo irán surgiendo nuevas iglesias cristianas tales como Metodista, Bautista, Adventista, iglesia ortodoxa griega, Presbiterianos, La iglesia de los santos de los últimos días, los Testigos de Jehová, los Pentecostales, Las Asambleas de Dios, etc. 


Fuente: EL MUNDO MODERNO: EUROPA, AMÉRICA Y LA BANDA ORIENTAL EN LOS SIGLOS XVIAL XVIII. Colecciones Pasado Presente. Segundo año, tomo C.B.UMaría A. Galina, Olga Núñez, Cristina Siniscalco, Sara Abadie, Mary Sandrin.
Imágenes de Google



La Contrarreforma

TAMBIÉN LLAMADA REFORMA CATÓLICA
La expansión de la Reforma protestante, que había sido llevada a cabo por Lutero, Calvino y Enrique VIII,  aceleró un proceso de cambio que pretendían hacer dentro de la Iglesia distintos humanistas como Erasmo y Tomás Moro, y además se procuró reconquistar los países que se habían convertido al protestantismo.

Dentro de las medidas que los Papas tomaron estaban:
  • Crear el Index: lista de libros considerados peligrosos y cuya lectura estaba prohibida para los fieles.
  • La Inquisición o Santo Oficio: fue una institución creada por el Papa Gregorio IX en el siglo XIII para investigar y juzgar a los acusados de herejía y brujería. Su acción decayó a fines de la Edad Media como institución dependiente de Roma. Los Reyes Católicos la implantaron en España en los últimos años del siglo XV y le dieron el doble carácter de tribunal estatal y eclesiástico. Con ello buscaron detener la propagación del judaísmo y el islamismo en la Península. El Papa Paulo IV la restableció para el mundo católico en el siglo XVI con el fin específico de detener el avance del movimiento reformista. El nombre de Inquisición se refiere a su carácter de tribunal que investiga, que inquiere, antes de juzgar y sentenciar. Estaba formado por clérigos. El proceso se iniciaba con la recepción de acusaciones, seguía una investigación sobre la validez de las mismas, se buscaba luego la confesión del reo para lo cual era válido emplear torturas. La sentencia podía ser el perdón o la muerte en la hoguera, que ejecutaban los representantes del Estado, no de la Iglesia.
  •   El concilio de Trento (1545-1563): (reunión de cardenales, obispos y teólogos)
    Se realizó gracias a la decisión de los papas Paulo III y Paulo IV, a la insistencia del clero y fieles y a la colaboración de los monarcas Carlos V, emperador de Alemania y rey de España, y Felipe II de España, realizándose un Concilio Ecuménico en la ciudad italiana de Trento. Al concilio fueron invitados no sólo los teólogos católicos sino los representantes de las iglesias protestantes, pero estos no asistieron. El concilio se reunió, con prolongados intervalos, durante 18 años debido a los problemas políticos y guerras que tuvo Europa por aquellos años.
    La meta principal que se persiguió fue corregir todos aquellos errores y problemas disciplinarios que habían dado causa a los reformadores para que se levantaran contra la iglesia.
    Las decisiones principales fueron las siguientes:
    1.- La doctrina de la salvación: esta se logra por la fe, por las buenas obras (limosnas, mortificaciones, confesión, comunión) y la oración. Con ellas se obtiene la gracia divina.
    2.- Las fuentes de fe: son la Biblia y la revelación. La Biblia puede ser leída pero no interpretada libremente sino según los dictados de los doctores de la Iglesia (teólogos). Fue establecida como Biblia auténtica la traducción hecha por San Jerónimo en el siglo V conocida con el nombre de “Vulgata”.
    3.- Sacramentos: son medios de santificación. Se establecieron siete: bautismo, confirmación, penitencia, comunión, matrimonio, orden sacerdotal y extremaunción.
    4.- En la comunión se estableció como punto de fe la creencia en la transubstanciación del cuerpo y sangre de Cristo. El sacramento lo hacen bajo dos especies (pan y vino) los sacerdotes que celebran la misa y bajo sólo una (pan) los fieles.
    5.- El matrimonio se estableció como sacramento indisoluble. Solo la muerte puede separar a los esposos. Por ser sacramento es una vía de santificación, simbolización de la unión de Cristo con la Iglesia.
    6.- Orden sacerdotal: debía cumplirse previo estudio en seminarios. El celibato se hizo voto para los sacerdotes. Se estableció la jurisdicción obligatoria en los funcionarios: el párroco debía residir en su parroquia, el obispo en su diócesis, etc.
    7.- Idioma de la iglesia: obligatoriamente fue el Latín, usado en los oficios religiosos.
  • La compañía de Jesús:  era una nueva orden religiosa fundada por San Ignacio de Loyola (Iñigo López de Recalde), soldado, peregrino, estudiante y finalmente sacerdote, nacido en Guipúzcoa, España, quien vivió entre 1509 y 1556. Herido en una guerra, se dedicó a leer el libro “Flor de los Santos” y se apasionó por la vida de Santo Domingo y San Francisco de Asís. Se decidió a imitarlos cambiando su vida de soldado por la de militar de Cristo. Visitó Tierra Santa y estudió teología en Alcalá de Henares y Salamanca y luego en París. El 15 de agosto de 1534 fundó la Compañía de Jesús con un grupo de condiscípulos de la universidad. Dos años más tarde fue reconocida oficialmente como orden religiosa por el Papa Paulo III. El nombre de Compañía de Jesús se refiere a que son soldados de Cristo y tiene como lema: “A Mayor Gloria de Dios”, conocido comúnmente con las siglas A.M.D.G. Tiene como uniforme un simple hábito negro y como norma la obediencia sin discusión al superior. A los votos de las demás órdenes monásticas: pobreza, castidad y obediencia, los jesuitas agregan el de obediencia al Papa.  Los jesuitas iniciaron una gran obra misional en todo el mundo. Entre sus misioneros más importantes se encuentra San Francisco Javier que se fue a llevar el cristianismo hasta la China y la India. En la propia Europa detuvieron la propagación de la reforma no permitiendo que esta fructificara en Austria, principado de Baviera y los países bajos del sur (Bélgica). En América se dedicaron a la evangelización de los indios. El establecimiento misional más importante en este continente fue el llamado Imperio Guaraní del Paraguay.
Index

Concilio de Trento



Sello de la Compañía de Jesús











 







CONSECUENCIAS DE LA REFORMA CATÓLICA
Europa se dividió en dos grandes sectores de fe cristiana: los católicos y los protestantes o reformistas y estos a su vez en diversas sectas, entre las cuales las principales fueron el luteranismo, el calvinismo y el anglicanismo.
La iglesia católica, por su parte, pese a que perdió parte del campo controlado en Europa, se reorganizó en su disciplina con el movimiento contrarreformista evitando catástrofes posteriores.


Fuentes: EL MUNDO MODERNO: EUROPA, AMÉRICA Y LA BANDA ORIENTAL EN LOS SIGLOS XVI AL XVIII. Colecciones Pasado Presente. Segundo año, tomo uno, c.b.u
María A. Galina, Olga Núñez, Cristina Siniscalco, Sara Abadie, Mary Sandrin.
Imágenes de Google

CHARLES DARWIN (1809-1882)



Charles Robert Darwin nació el 12 de febrero de 1809 en Shrewsbury a 240 km de Londres, en Inglaterra. Este científico, hace 150 años cambió nuestra concepción del mundo para siempre con la publicación de 1.250 ejemplares a 15 chelines cada uno, del libro llamado Sobre el origen de las especies a través de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida.
Este hombre que revolucionó el mundo de la ciencia, relató en su Autobiografía, "cuando salí de la escuela, no era ni muy brillante ni muy torpe para mi edad; creo que mis maestros y mi padre me consideraban un muchacho normal, quizás por debajo del nivel intelectual medio".
Su padre Robert, médico, lo manda a estudiar medicina en Edimburgo en el año 1825, pero luego de dos años abandonaría la carrera. Luego su padre decidió que debía ser clérigo y para ello lo manda a Cambridge, pero en 1831 abandona los estudios.
Será justamente en ese año, un 24 de agosto, que recibirá la invitación del Profesor John Stevens Henslow, encargado de la enseñanza de Botánica en la Universidad de Cambridge, para que relizara un viaje alrededor del mundo en el barco Beagle y ayudar en los trabajos de geología de Adams Sedgwick. Su trabajo consistiría en recoger, observar y anotar todo lo posible sobre los animales y plantas que encontrase, todo esto sin recibir salario.
Cuando Darwin le pide permiso a su padre, éste se lo niega, pero gracias a la intercesión de su tío materno Joshiah Wedgwood, Charles logra embarcarse el 27 de diciembre de 1831 en Plymouth.
El viaje alrededor del mundo les tomó cinco años.


La travesía los llevó de paso por Tenerife, Cabo Verde, costas de Brasil, luego Montevideo, Buenos Aires hasta la Patagonia, Islas Malvinas y Tierra del Fuego. Luego, pasará por el Cabo de Hornos, Valparaíso, y el Callao en Perú. Desde allí se dirigirá a las Islas Galápagos, en setiembre de 1835, donde Darwin descubrió que cada isla tenía su propia variedad de pájaro pinzón. Estuvo allí cuatro semanas, y encontró las 14 especies distintas: algunos con pico largo, otros cortos, curvados...y se dio cuenta de que cada tipo de ave comía un alimento distinto y que justamente su pico era el apropiado para capturarlo. Este descubrimiento fue el detonante de su obra.
Luego el viaje los llevará por Tahití, Nueva Zelanda, Australia y Tasmania.
Al regreso bordearon las costas africanas, hubo un corto regreso a las costas de Brasil y el 2 de octubre de 1836 regresan a Inglaterra.

El Beagle al mando de
Fitz Roy
A su llegada, Darwin, en un libro de viajes, clasificó sus colecciones. En 1837 comenzó una serie de cuadernos sobre el tema que el denominaba "la transmutación de las especies". La lectura del Ensayo sobre el principio de la población del sociólogo inglés Thomas Malthus le sirvió de gran ayuda para sus hipótesis.
Dada la prudencia extrema de Darwin para comunicar sus ideas transformistas a la comunidad científica, se entiende que fuera recién en mayo de 1856 que empezó, animado por sus amigos Hooker (principal botánico de Inglaterra) y Lyell (el mejor geólogo inglés), a escribir su obra definitiva: La selección natural.
Dos años más tarde recibirá una carta de un joven naturalista llamado Alfred Russel Wallace, quien, para la sorpresa de Darwin, los escritos de Wallace eran sus mismas ideas. Le pide consejo a sus amigos. Ellos aconsejaron el denominado "arreglo delicado": presentar ante la Linnean Society el artículo de Wallace y el extracto de dos cartas de Darwin donde esbozaba sus opiniones sobre el tema. Lyell y Hooker lograron que las cartas de Darwin aparecieran publicadas en primer lugar. De este episodio Wallace se enteraría un año más tarde. Pero en definitiva ambos artículos pasan inadvertidos.

Recién será el 24 de noviembre de 1859 que con la aparición de El origen de las especies se genere una grandísima polvareda.

¿CUÁLES ERAN LAS IDEAS DE CHARLES DARWIN?
Darwin logró reunir suficiente evidencia para demostrar que las especies cambian, e imaginó un posible proceso de modificación. Su teoría de la evolución de las especies se puede sintetizar en las siguientes ideas:



• El mundo natural no es estático sino que cambia.


• Las especies de seres vivos evolucionan.


• Las especies están compuestas de individuos que no son idénticos entre sí.


La población de cada especie desciende de un ancestro en común.


• Las especies emparentadas descienden de ancestros comunes más cercanos en el tiempo.


Según Darwin, este proceso ocurre en forma ramificada y gradual por el mecanismo de:


a. aparición de variaciones heredables, y


b. la eliminación de organismos menos aptos o, lo que es igual, la supervivencia de los mejor adaptados, que dejan más descendencia y, a la larga, alteran la especie y hasta pueden constituir una nueva.

Es decir que en el mundo animal solamente sobreviven los más fuertes y los mejor adaptados a su entorno, aquellos que se enfrentan con éxito a las nuevas situaciones que les rodean.



Los más débiles se extinguen. Los animales que sobrevivan tendrán crías iguales a ellos. Los restantes animales de su misma especie, desaparecerán gradualmente.

Por lo tanto, tomando las ideas de Darwin, el hombre es  producto de una larga evolución. Hombres y monos tenemos un antepasado en común: los primates.

Sus ideas eran revolucionarias porque era la primera vez que se divulgaban ideas alternativas a las que proporcionaba la Biblia.

"Una diferencia inferior a un grano en una balanza puede determinar qué individuos han de vivir y cuáles perecerán"

                                                 CHARLES DARWIN EN URUGUAY
                                              
Durante los cinco años en que Darwin emprendió su viaje por el mundo, entre los años 1831 hasta 1836, recorrió básicamente el hemisferio sur por el Atlántico, el Pacífico y el Índico.
Pero algo que no mucha gente sabe es que durante su recorrido el naturalista estuvo en el Uruguay durante seis veces: cuatro en Montevideo y alrededores y dos en Maldonado, realizando además varias excursiones por Canelones, Mercedes, y sierras de Maldonado y Minas.
Además de la descripción de los lugares físicos, de la flora y la fauna del lugar, el joven Charles, que contaba con tan solo 24 años cuando arriba a nuestro territorio, se encarga de consignar observaciones sobre la idiosincrasia de nuestros los lugareños.
En diciembre de 1833, al dejar Montevideo, mencionó en sus apuntes la amabilidad y hospitalidad del gaucho, pero también lo extendido de las riñas violentas, el robo, las apuestas, la bebida y la indolencia. También señaló la ineficiencia y corruptibilidad de la Policía y la Justicia, el carácter sensualista e inescrupuloso de los habitantes de la ciudad, dispuestos a mentir o hacer trampa para sacar una ventaja, y hasta el buen gusto de las mujeres para vestirse 
Randal Keynes, tataranieto de Charles Darwin, a la izquierda de la placa conmemorativa
Randan Keynes, tataranieto de Darwin durante
su visita a Uruguay en un homenaje por los
200 años del nacimiento del naturalista
Detalles de lugares y fechas de los viajes de Darwin
AQUÍ PUEDES DESCARGAR ESTA ENTRADA COMPLETA


fuentes:http://www.henciclopedia.org.uy
             http://www.elpais.com.uy

NO OLVIDES DEJAR UN COMENTARIO O SUGERENCIA...