jueves, 6 de junio de 2013

PERICLES

                                                   
Llamado el Olímpico por su imponente voz, fue el político más conocido de la Grecia Clásica, siendo elegido estratega 15 veces seguidas, y aunque sólo gobernó 31 años (461 a 429 a.C) al período de su mandato se lo llama "Siglo de Pericles". Fue elegido estratego 15 veces seguidas gracias a su carisma y oratoria.

Pericles nació alrededor del año 495 a.C, en la demarcación de Cholargos, al norte de Atenas. Era hijo del político Jantipo, quien había sido condenado al ostracismo en los años 485 ó 484 a.C, pero vuelve a Atenas cinco años para dirigir el ejército en la victoria contra los persas en Batalla de Micala. 
La madre de Pericles, Agariste, era parte de la poderosa familia de los Alcmeónidas, era la bisnieta del tirano de Sición, Clístenes, y la sobrina del reformista ateniense Clístenes.

Según los historiadores Heródoto y Plutarco, Agariste soñó algunas noches antes del nacimiento de Pericles, que daba a luz a un león, un símbolo tradicional de grandeza, pero también puede aludir al tamaño inusual del cráneo de Pericles, algo que los comediantes solían recordar, y hasta el llamado "cabeza de pera".  Plutarco asegura que esta deformación era el motivo por el que Pericles siempre era representado con casco, pero en realidad el casco era el símbolo de su rango oficial como estratega (general).

Pericles pertenecía a la tribu local de Acamantis, y era un joven introvertido que prefería estudiar en vez de tener apariciones públicas. Al pertenecer a una familia noble, su nivel económico le permitió tener los mejores pedagogos, aprendiendo música de los maestros de su tiempo (Damón o Pitocleides ) y fue el primer político en atribuir una gran importancia a la filosofía, llegando a tener amistad con filósofos como Protágoras, Zenón de Elea y Anaxágoras. 

Aspacia
Como se acostumbraba en Atenas, Pericles se casó en primer lugar con una de sus familiares más cercanas, cuyo nombre se desconoce, con la que tuvo dos hijos, Jantipo y Paralo. De ella se sabe que fue la esposa de Sipónico antes de casarse con Pericles, con el que tuvo un hijo llamado Callias.
Pero no era un matrimonio feliz, por eso en el año 445 a.C Pericles se divorció de su mujer y se la ofreció a otro marido, con el consentimiento de sus parientes masculinos más cercanos.  

La mujer que realmente amó fue Aspasia de Mileto. Primero fue la amante de Pericles y comenzaron a vivir juntos antes de estar casados. Esta relación provocó muchas reacciones e incluso el propio hijo de Pericles, Jantipo, que tenía sus propias ambiciones políticas, la utilizó para atacar a su padre.   

CARRERA POLÍTICA
Su primera aparición pública fue en la primavera de 472 a.C, cuando Pericles presentó la obra de teatro Los Persas de Esquilo, en  lo que entonces se conocía por liturgia, es decir una obra privada financiada por un particular para servir al bien público. Con ello demostraba que era uno de los hombres más ricos de Atenas.  
Pero fue en el 463 a.C, con unos 30 años, cuando inició su decidida entrada en política al acusar a Cimón, el líder conservador, de negligencia en la defensa de los intereses de Atenas en Macedonia. Aunque Cimón fue absuelto, esta confrontación demostró que su principal oponente político era Pericles.

En el año 461 a.C, Pericles consiguió eliminar a su gran oponente político, Cimón, utilizando el ostracismo, acusándolo de traición a la ciudad por haber actuado como un amigo de Esparta,  acusación muy frecuente a los políticos conservadores.  
Pericles continuó haciendo una política populista con gran carga social. Primero propuso un decreto que permitía a los pobres ver las obras de teatro sin tener que pagar, siendo el estado el que cubriría el costo de la entrada. Con otros decretos redujo los requisitos de propiedad necesarios para formar parte del arcontazgo y pagó grndes cantidades de dinero a los ciudadanos que sirviesen como jurados en la Heliaia (la corte suprema de Atenas).  Pero la medida más controversial fue la ley del 451 a.C, que limitaba la ciudadanía ateniense a aquellos que ambos padres fuesen ciudadanos atenienses

Los críticos de Pericles lo veían como el responsable de la degeneración de la democracia ateniense, porque  impulsó leyes que garantizaba a las clases más bajas, acceder al sistema político y a los oficios públicos, porque estaba convencido de que era necesario levantar al pueblo, ya que un elemento crucial como la flota ateninse, base del poder de Atenas, estaba compuesta casi totalmente por miembros de las clases inferiores.

En el año 444 a.C. el nuevo y ambicioso líder conservador, Tucídides (que no era el historiador), acusó a Pericles de derrochar el dinero público, criticando el plan de reconstrucción de Atenas. Tucídides consiguió en un principio poner a la Asamblea de su parte, pero cuando Pericles tomó la palabra eclipsó a los conservadores, respondiendo que si era necesario pagaría todos los gastos con su propiedad privada. Su propuesta fue acogida con un gran aplauso, por lo tanto Tucídides fue derrotado y condenado en el 442 a.C  al ostracismo por 10 años. Pericles volvió a convertirse en el líder político sin rival de Atenas, siendo reelegido anualmente para el puesto de Strategos (general), único cargo que llegó a ocupar oficialmente, pero su influencia política era tal que le convertía en el gobernante de hecho del Estado. 

Pericles quería estabilizar el dominio de Atenas y  reforzar su poder en toda Grecia, por lo que trasfiere  hacia Atenas el tesoro de la Liga de Delos en los años 454 y 453 a.C. De ese tesoro sacó los fondos necesarios  para su ambicioso plan de construcción, centrado en la "Acrópolis de Pericles", que incluía los Propileos, el Partenón y la estatua de oro de Atenea, esculpida por Fidias, amigo de Pericles.  

Aspasia, que era conocida por su gran capacidad como conversadora y consejera, fue acusada de corromper a las mujeres de Atenas, para satisfacer las perversiones de Pericles. Algunos historiadores sotienen que Aspasia era una hetaera, que llevaba un burdel, aunque en la actualidad se discute.

ÚLTIMOS TIEMPOS
Pericles estaba convencido de que la guerra con Esparta sería inevitable, e incluso hasta cierto punto bienvenida.     
En el año 431 a.C, Arquídamo II, rey de Esparta, envió una  delegación a Atenas exigiendo a los atenienses a plegarse a sus exigencias. Esta delegación no fue admitida en Atenas por lo que Arquídamo invadió el Ática, pero no encontró ningún ateniense en la zona, ya que Pericles, consciente de que los espartanos invadirían y saquearían Atenas, ya había organizado la evacuación de toda la población de la región dentro de las murallas de Atenas.

No se sabe cómo Pericles convenció a los habitantes para que se trasladasen, ya que este desplazamiento significaba abandonar sus tierras, sus templos y altares, y cambiar completamente su estilo de vida. Si bien accedieron a irse, muchos habitantes de las áreas rurales estaban muy descontentos con la decisión de Pericles, sobre todo cuando sus granjas fueron saqueadas. 

En 430 a.C, el ejército de Esparta saqueó el Ática por segunda vez, pero Pericles no deseaba un enfrentamiento con el ejército espartano en una batalla a campo abierto, por lo que volvió a dirigir una expedición naval para saquear la costa del Peloponeso, esta vez llevándose 100 naves atenienses con él.  

En el verano de ese mismo año se desencadenó una epidemia que diezmó a la población atenienses. Según un estudio de la Universidad de Atenas en el 2006, la peste fue una fiebre tifoidea, tras analizar el ADN  de unos dientes hallados en un entierro griego, en el cementerio de Cerámico, donde se hallaron 150 cuepos.
Esta epidemia provocó un nuevo descontento general en la ciudad, y Pericles se vio obligado a defenderse en un discurso final muy emocional,  considerada una oración monumental, que demuestra las virtudes de Pericles. Logró así calmar un poco el resentimiento popular pero sus enemigos internos lograron quitarle puesto de estratega y le impusieron una multa estimada de entre 15 y 50 talentos.  

Pero en sólo un año, en  el 429 a.C, los atenienses lo volvieron a elgir como estratega y lo reinstauraron en el mando del ejército ateniense. Pero también en ese año Pericles vio morir por causa de la epidemia a sus dos hijos legítimos nacidos de su primera esposa, Jantipo y Paralos, en el plazo de cuatro días, y también a su hermana. Su gran fortaleza de ánimo le valió el título de el Olímpico.

Él mismo murió por causa de la epidemia en otoño de 429 adC, y justo antes de su muerte, sus amigos se concentraron alrededor de su cama, enumerando sus virtudes durante la paz y subrayando sus nueve trofeos militares. Pericles,  moribundo,  les interrumpió señalando que habían olvidado su mayor y más importante título para ser admirado, "que ningún ateniense vivo jamás ha tenido que llevar luto por mi culpa".   

Justo antes de su muerte los atenienses permitieron un cambio en la ley de 451 a.C para poder convertir a su hijo con Aspasia de Mileto, en ciudadano y heredero legítimo, una decisión que sorprende teniendo en cuenta que fue el propio Pericles quien propuso la ley que limitaba la ciudadanía a los varones que naciesen tanto de padre como de madre ateniense.


Fuentes: http://cosual.blogspot.com/2007/01/biografa-de-pericles.html

             Revista Muy Historia. N°7 2006

             Revista National Geographic N°81

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada